A principios del siglo XX el mundo quedó impresionado y no faltaban razones para estarlo. La ingeniería naval ofreció asombrosos diseños con los que se construyeron imponentes barcos. Tales portentos navales fueron productos humanos nunca antes vistos. Los prodigios en cuestión fueron tres descomunales transatlánticos: el RMS Olympic, el RMS Titanic y el HMHS Britannic.

El más conocido de los barcos es el RMS Titanic. El infortunio de su trágico final es una  historia que se ha sedimentado en la cultura popular (alguna laureada película de James Cameron ha contribuido a ello). Sin embargo, no son pocos los que desconocen el fascinante dato de la existencia de los barcos gemelos del Titanic. Esta memorable nave no se concibió para surcar los mares como la única de su estirpe, ya que había otros dos iguales, menos conocidos. Los otros dos barcos, gemelos del Titanic, fueron el RMS Olympic, y el HMHS Britannic, también con sorprendentes historias y algún espectacular hundimiento.

Este trío conformaba la clase Olympic. Thomas Andrews fue el ingeniero, empresario y gerente principal del planteamiento y construcción de los barcos. Su final estuvo vinculado al de sus obras, pues murió en el hundimiento del Titanic. William Pirrie fue el promotor de la construcción de los transatlánticos y Alexander Carlisle fue el diseñador jefe. Este último dejó el proyecto en 1910, cuando el Olympic y el Titanic todavía se estaban construyendo.

Los tres barcos de la clase Olympic. White Star Line’s Finest. Ilustración de Fallout-Brony.

1. RMS Olympic

El primero del trío fue el Royal Mail Ship Olympic. Este abrió la clase de barcos que lleva su mismo nombre. Fue construido en el astillero Harland and Wolff y se convirtió en el buque insignia de la compañía White Star Line. Este fue el más afortunado de los tres hermanos pues fue el más longevo ya que estuvo operativo durante un período que transcurrió entre 1911 y 1935. Acabó su trayectoria siendo vendido para el desguace.

Cuando fue botado el 20 de octubre de 1910 se convirtió en el barco de mayor tamaño, pues no fue hasta el 31 de mayo del año siguiente cuando aconteció la botadura del Titanic. Medía 28,2 metros de manga (medida en sentido transversal), 269 metros de eslora (su largo desde la proa hasta la popa) y 18 metros de puntal (la altura desde la quilla hasta la cubierta). Tenía nueve cubiertas (cada una de las superficies del barco) y dos hélices laterales de tres palas y una hélice central de cuatro palas para la propulsión. Su velocidad en servicio era de 21 nudos y podía llegar a un máximo de 23,5 nudos. Tenía una capacidad para albergar a 2435 pasajeros y a 860 tripulantes.

El Olympic. Ilustración de Fred Pansing.

Los siguientes barcos más grandes tenían aproximadamente treinta metros menos de eslora. Eran los transatlánticos RMS Lusitania (hundido en la Primera Guerra Mundial) y RMS Mauretania de la compañía Cunard Line. En su momento esta pareja fueron los más grandes del mundo. El primer capitán del Olympic fue Edward John Smith que dejaría su cargo en el Olympic para pasar a comandar el Titanic. Este barco tuvo una vida relativamente tranquila. Sin embargo, a pesar de no sufrir un hundimiento, sí padeció un momento de peligro. El 20 de septiembre de 1911 el buque de guerra HMS Hawke colisionó con el casco del Olympic. El Hawke perdió su proa y abrió un agujero en el estribor del Olympic, además de averiar el eje de una hélice. Se trataba de un crucero protegido de la clase Edgar de mucho menor tamaño. Según el juicio, fue desplazado de su rumbo al ser succionado por la cantidad de agua removida por el Olympic.

En la Primera Guerra Mundial la Royal Navy requisó la nave para usarla en el transporte de tropas. Pintaron el barco de camuflaje y su nombre pasó a ser HMT Olympic, acrónimo de His Majesty’s Transport. El Olympic consiguió sobrevivir a cuatro ataques submarinos y tras la guerra fue restaurado para volver al servicio comercial. En 1934 volvió a tener un accidente provocado por la niebla al chocar con el buque faro Nantucket LV-117.  A pesar de todo, se ganó el apelativo de Old Reliable (“Viejo fiable”).

El Olympic (izquierda) y el Titanic (derecha) juntos.

2. RMS Titanic

El Royal Mail Ship Titanic fue un transatlántico de la compañía naviera británica White Star Line conocido tanto por ser barco con mayores dimensiones en el momento de su construcción como por la catástrofe marítima de su estrepitoso hundimiento en su viaje inaugural.

La iniciativa de su construcción corresponde al empresario británico Joseph Bruce Ismay. Fue construido entre los años 1909 y 1912 en Belfast, en el legendario astillero Harland and Wolff. Medía 28, 18 metros de manga, 269,06 de eslora y 53,3 metros de puntal. Contaba con 9 cubiertas y se propulsaba con dos hélices laterales de tres palas y una central de cuatro palas. Podía llegar a una velocidad máxima de 23 nudos y 21 nudos de servicio. Tenía una capacidad de 2787 pasajeros más 885 tripulantes.

Sección del centro del transatlántico en la que se pueden ver todas sus cubiertas.

La funesta noche del 14 al 15 de abril del año 1912 el Titanic no encontró sino su muerte. La longitud de sus dimensiones no fue acorde a la brevedad de su trayectoria vital. En su travesía atlántica entre Southampton y Nueva York se encontró con La Parca en forma de iceberg frente a las costas de Terranova. Su fatum no se encontraba en la gloria sino en el fondo del mar. El encadenamiento fatal de los acontecimientos hizo que 1513 personas perdieran la vida por ahogamiento o hipotermia.

El impacto se produjo en estribor cuando aún quedaban 20 minutos para que el día 14 de abril acabase. No llegaron a transcurrir tres horas cuando a las 2:20 del día 15 la nave se hundió. El pecio del Titanic fue encontrado el 1 de septiembre de 1985 por Robert Ballard.

El RMS Titanic partiendo del puerto de Southampton el 10 de abril de 1912.

Este evento constituye uno de los mayores naufragios conocidos y una de las mayores tragedias marítimas en un contexto de paz. El aciago hundimiento conmocionó a la población mundial. La noticia tuvo una particular repercusión en Inglaterra y Nueva York. Lo que se había iniciado como un recorrido triunfal y éxito mecánico concluyó en un ostensible y mortífero desastre. Un elemento importante del elevado número de muertos fueron las deficiencias en la seguridad marítima como los reglamentos, los protocolos y cauces de actuación o la insuficiencia de material como los botes salvavidas. El RMS Carpathia con el capitán Arthur Rostron al mando fue el barco que acudió al rescate al recibir la señal de socorro. No obstante, el SS Californian capitaneado por Stanley Lord se encontraba más cerca pero desestimó las señales visuales y no recibió los mensajes telegráficos.

3. HMHS Britannic

El His Majesty’s Hospital Ship Britannic fue uno de los gemelos del Titanic y, por tanto, también de la clase Olympic (el último de los tres) y de la empresa White Star Line. Cuando el Titanic zarpó, el Britannic apenas se encontraba en su fase inicial de construcción.

Dos rasgos son los que le dieron fama a esta monumental nave. En primer lugar, fue diseñado para llevar pasajeros como un RMS (Royal Mail Ship), tal como lo fueron sus hermanos, pero fue expropiado militarmente por motivo de la Primera Guerra Mundial y usado como buque hospital y de transporte de tropas. En segundo lugar, acabó sus días en el fondo del mar por un hundimiento en 1916.

El Britannic se empezó a construir a finales de noviembre de 1911 en Harland and Wolff, Belfast, y fue botado en febrero de 1914. Por motivo de la tragedia del Titanic, el Britannic fue cubierto con doble fondo y se le añadieron muchos más botes salvavidas. Medía 28,65 metros de manga y 269,06 de eslora. Al igual que los anteriores, tenía dos hélices laterales de tres palas y una central de cuatro palas. Tenía una velocidad de 21 nudos en servicio y de 23 nudos máximo. Como buque hospital tenía una capacidad de 3300 heridos y 489 de personal médico más 860 tripulantes.

Pecio del Britannic

Antes de que se hubiesen completados los interiores, la Primera Guerra Mundial estalló y en noviembre de 1915 fue requisado y adaptado como buque hospital. El exterior fue pintado de blanco con una gran línea verde horizontal y cruces rojas. El plan inicial no era otro más que cumplir la ruta entre Southampton y Nueva York en su viaje inaugural, pero la guerra cambió su trayectoria.

Su servicio militar empezó en diciembre de 1915 bajo las órdenes del capitán Charles A. Bartlett. Entre sus acciones destacan la evacuación de soldados de la batalla de Galípoli y su estancia en la Isla de Wight como hospital flotante. A pesar de tener una vida más larga que la de su hermano Titanic, el Britannic tampoco disfrutó de una existencia prolongada. En su sexto viaje, tras zarpar de Southampton y repostar en Nápoles, a las 9:07 ante merídiem del 21 de noviembre de 1916 se hundió cuando estaba cruzando el canal de Kea en el mar Egeo.

La causa del hundimiento fue una explosión que dañó el estribor del barco. No se sabe con exactitud cuál fue el detonante, pero se cree que pudo ser una mina marina de la zona o incluso un torpedo. Esta primera explosión provocó una segunda en el interior del navío, mucho más dañina para su estructura. En ese momento, el barco se empezó a escorar. El desastre fue menor en número de víctimas mortales, pues murieron 29 de las 1125 personas que viajaban. Las muertes fueron provocadas por el vórtice de la hélice de babor, el cual succionó dos botes salvavidas.

El pecio del Britannic se descubrió el 3 de diciembre de 1975. El artífice del descubrimiento fue el mítico explorador francés Jacques Cousteau. Se encuentra tendido sobre su lado de estribor y exhibe un gran agujero hacia el exterior.

Llegados a este punto. Si has disfrutado de esta historia, no te pierdas esta otra historia estrechamente relacionada:

La increíble historia de Violet Jessop, la camarera que se resistía a morir en el mar

1 COMENTARIO