El 8 de septiembre de 1565, Pedro Menéndez de Avilés fundó la ciudad de San Agustín en la península de Florida. Desde entonces, ha constituido la ciudad habitada más antigua de Estados Unidos. Aunque muchos traten de esconderlo, la herencia española jugó un papel determinante en los inicios de la historia del país norteamericano.

Estatua de Pedro Menéndez, fundador de San Agustín. Fuente: ABC.es

¿Quién fue Pedro Menéndez de Avilés?

Pedro Menéndez de Avilés nació el 15 de febrero de 1519 en Avilés, en la actual Asturias (España), procedente de una familia hidalga. Se piensa que a la edad de 14 años se enroló por primera vez como grumete en algún puerto del Cantábrico. Se iniciaba así su carrera en el mar, dedicado a perseguir corsarios y piratas que actuaban contra la Corona española. Una de sus primeras intervenciones fue perseguir hasta el puerto de La Rochela a una escuadra francesa que había capturado 18 naves vizcaínas. Tras recuperar algunas de las naves perdidas, fue autorizado por el emperador Carlos V a continuar con sus acciones contra Francia.

Nuestro protagonista fue también caballero de la Orden de Santiago. A partir de 1552, comenzaría sus viajes al continente americano. Dos años más tarde, fue nombrado Capitán General de la Flota de Indias, cargo que ocupará hasta su muerte en 1574. Pedro Menéndez se embarcó en otras aventuras, llegando a participar en la batalla de San Quintín contra las tropas del rey francés Enrique II en 1557. No obstante, a pesar de este hecho heroico, tuvo algunos encontronazos con la Casa de Contratación en Sevilla que le llevaron a pasar un tiempo entre rejas. Una vez fuera de prisión, consiguió el favor de Felipe II para prepararse de lleno en un nuevo cometido: la exploración de la Florida.

Mapa de Florida de 1570 perteneciente al ‘Theatrum Orbis Terrarum’, considerado el primer atlas moderno. Fuente: elpais

Objetivo: la Florida

La península de Florida ya había sido explorada por aventureros de la talla de Diego Ponce de León, Lucas Vázquez de Ayllón, Pánfilo de Narváez, Cabeza de Vaca o Hernando de Soto, aunque sin establecer ningún enclave de forma permanente. Algunos afirmaban que allí se encontraba la “fuente de la eterna juventud“, siendo fuente de todo tipo de leyendas y mitos. Sea como fuere, Felipe II tenía interés en la zona, por lo que Pedro se ofreció para la misión.

El rey español le encomendó encarecidamente expulsar a los hugonotes franceses que se habían establecido en esta región de Norteamérica. El 28 de junio de 1565, Menéndez de Avilés zarpó desde Cádiz, uniéndosele otras embarcaciones procedentes del Cantábrico. En total, conformaban la tripulación 34 barcos y más de 2600 tripulantes. El objetivo, en principio, consistía en cartografiar las costas de Florida y todos sus accidentes geográficos que pudiesen afectar a la navegación.

Tras una travesía por el océano Atlántico, a finales de agosto de 1565, la tripulación de Pedro atisbó Florida. A continuación, buscaron un puerto en el que poder fondear y establecer un asentamiento. Esta población que se encontraba en la desembocadura de un río, se conocería con el futuro el nombre de “San Agustín”. La historia de este lugar sería muy importante, pues se convertiría a la postre en la ciudad todavía habitada más antigua de Estados Unidos.

Pero antes de todos aquellos acontecimientos, todavía quedaba el cometido de expulsar a los franceses hugonotes tal y como había mandado Felipe II. Estos estaban situados a veinte leguas más al norte. Así fue como Pedro Menéndez llegó hasta un fuerte llamado Fort Caroline en la desembocadura del río San Juan. Al grito de “Santiago”, se inició su asalto, en el que murieron 142 franceses. No obstante, el jefe del fuerte, Renè Goulaine de Laudonnière, logró huir junto con 60 de sus hombres.

La fortaleza francesa recién conquistada se rebautizó con el nombre de San Mateo, en honor al santo de aquel día (2 de septiembre) como era costumbre en la época y su primer gobernador fue el Sargento Mayor Gonzalo de Villaroel. Actualmente, la ciudad de Jacksonville ocupa su lugar. Después de cumplir con su objetivo, Pedro Menéndez fundó “San Agustín de la Florida” en el asentamiento inicial. Era el 8 de septiembre de 1565. Se acababa de escribir una nueva página en los libros de historia.

Fortaleza de San Agustín. Fuente: Historiadelnuevomundo.com

Acontecimientos posteriores

Después de su aventura por las tierras de Florida, Pedro Menéndez recorrió el Caribe en busca de piratas que pudieran acechar a la Flota de Indias. Posteriormente fue nombrado gobernador de Cuba por Felipe II. Desde su cargo de gobernador, recorrió las costas de los actuales estados de Florida, Georgia, Carolina del Sur así como las Bahamas siempre atento a la presencia de barcos enemigos que pudieran amenazar sus intereses. Finalmente, Pedro Menéndez de Avilés murió el 16 de septiembre de 1574 a su regreso en Santander. Sus restos mortales descansan en la iglesia de San Antonio de su ciudad natal, Avilés. Como curiosidad, a esta localidad se la conoce como Villa del Adelantado, en honor al insigne marino.

El territorio de Florida, junto con la ciudad de San Agustín, pasó por diversas manos como consecuencia de conflictos entre españoles y británicos. En 1821 quedó definitivamente bajo soberanía estadounidense a través del Tratado de Adams-Onís. El último gobernador español, José Coppinger, hizo efectiva la entrega de San Agustín a los nuevos mandatarios. Veinticuatro años después Florida se constituyó como un estado más. Durante la guerra de Secesión (1861-1865), Florida estuvo bajo el control de los confederados hasta que concluyó la contienda. Pero a pesar de haber transcurrido tanto tiempo desde la época de Pedro Menéndez, San Agustín siempre se mantuvo como población permanente.

San Agustín en la actualidad

Actualmente la ciudad de San Agustín forma parte del condado de San Juan en el estado de Florida. Como ya hemos visto, constituye la ciudad de origen europeo más antigua del territorio continental de Estados Unidos habitada de forma permanente. Este hecho ocurrió mucho antes de la llegada del legendario Mayflower procedente de Inglaterra a las costas de Virginia en el siglo XVII, lo que algunos historiadores han considerado como el germen de la futura nación estadounidense. Sin embargo, todavía es posible encontrar muchos edificios de la época del dominio español en dicha ciudad.

Pero no todo resulta tan acogedor para el legado español. Desde hace años, muchos ideólogos han ocultado o menospreciado el papel de España en la forja de Estados Unidos a favor de la herencia anglosajona. El Imperio español ocupó buena parte del territorio actual de dicho país, extendiéndose por estados como Florida, Texas, Nuevo México, Arizona, California, entre otros muchos. Algunos autores como Carrie Gibson han vuelto a poner de manifiesto este patrimonio tan importante que el público generalizado tiende a desconocer, no solo en Estados Unidos, sino también en la propia España.

Vista actual de la ciudad de San Agustín. Fuente: mimundoenunamaleta.com

Bibliografía

De la Fuente, M. (2013). “Pedro Menéndez de Avilés, el español dueño del Caribe”. https://www.abc.es/cultura/libros/20130817/abci-pedro-menendez-aviles-heroe-201308161624.html

Elretohistorico. (2020). “La fundación de la ciudad más antigua de los actuales EE.UU.” https://elretohistorico.com/san-agustin-estados-unidos-florida/

Gibson, C. (2022). El Norte. La epopeya olvidada de la Norteamérica hispana. Editorial Edaf, S.L.