El cerebro es un órgano extremadamente complejo. Las millones de neuronas que lo forman están interconectadas entre sí de forma que podemos percibir el entorno y realizar infinidad de actividades como pensar o movernos. Como el cerebro se encarga de realizar tantas funciones, necesita combustible: glucosa y oxígeno. Y este combustible lo obtiene gracias a un rico suministro de sangre.

[amazon_link asins=’8498357853,844931156X,841703336X’ template=’ProductCarouselPers’ store=’academiaplay-21′ marketplace=’ES’ link_id=’95ca3847-0655-4f31-a9d1-1ec862626d58′]

El cerebro requiere mucha sangre

Existen numerosos vasos sanguíneos conectados al cerebro. De todos ellos, hay cuatro arterias principales: dos arterias carótidas internas y dos arterias vertebrales. Si perdemos parte del suministro sanguíneo al cerebro, perderemos parte de las funciones cerebrales, y algunas de ellas son vitales.

Las consecuencias de un derrame dependen en gran medida de los vasos sanguíneos involucrados. Si aparece un coágulo en el tronco cerebral, quedan comprometidas funciones vitales como la respiración.

Los derrames cerebrales pueden ser de dos tipos

Como es lógico, el cerebro requiere un flujo sanguíneo constante para recibir el oxígeno y los nutrientes necesarios para su funcionamiento. Sin embargo, este flujo puede interrumpirse por dos razones principales: un coágulo que bloquea temporalmente un vaso sanguíneo -provocando un accidente isquémico transitorio- o bien vaso sanguíneo que se rompe provocando una hemorragia. En ambos casos, la persona sufre un derrame cerebral o accidente cerebrovascular.

Los derrames isquémicos son más comunes que los hemorrágicos (80% frente al 20%) y pueden ser de dos tipos en función del lugar donde se ha formado el coágulo que bloquea el vaso sanguíneo.  [1] Si el origen se encuentra en una de las arterias que riegan el cerebro, el derrame se considera trombótico. Por otro lado, [2] el origen del coágulo puede ser cualquier otro lugar del cuerpo y el derrame se conoce como embólico.

Cerebro
Esquema de parte del sistema nervioso central. Se observa el cerebro (cerebrum), el cerebelo (cerebellum) y el tronco cerebral (brain stem). Kahn academy.

Menos frecuentes son los derrames hemorrágicos, aunque más mortales. Una hemorragia en el cerebro ocasiona un aumento de la presión, además de escasez de oxígeno y nutrientes, que pueden llegar a matar las células cerebrales.

Como los derrames pueden ocurrir en cualquier parte del sistema nervioso central, las posibles consecuencias difieren. En rasgos generales, si el derrame ocurre en el tronco cerebral -muy poco frecuente-, pueden aparecer problemas respiratorios, cardíacos, de equilibrio y coordinación, en el habla, parálisis parcial del cuerpo, etc. Un derrame en el cerebelo puede causar también problemas de equilibrio y coordinación además de náuseas y vómitos. Por último, los derrames en el cerebro causan dificultad para leer, pensar, hablar, recordar información o aprender -si los daños están en el hemisferio izquierdo- o problemas en la visión, la memoria a corto plazo, la propiocepción izquierda o el buen juicio -si el derrame está en el hemisferio derecho-.

El estilo de vida y la salud cerebral

Hay algunos factores de riesgo que no dependen de nosotros, como el sexo, la genética, la edad… No obstante, el estilo de vida también está relacionado con los derrames cerebrales y esto sí está en nuestras manos.

Mapa de incidencia de derrame cerebral
Incidencia mundial anual de derrame cerebral por cada 100.000 personas. En rojo oscuro los países con mayor incidencia. Khan academy.

La presión arterial alta es una de las primeras causas de accidente cerebrovascular, seguida de la fibrilación auricular (un tipo de arritmia cardíaca), el consumo de tabaco, colesterol alto, sedentarismo y diabetes.

Como los derrames cerebrales causan aproximadamente el 10% de las muertes mundiales, se recomienda acudir al médico para consultar los cambios en el estilo de vida adecuados para cada persona en cuanto a dieta y ejercicio, y en caso necesario seguir un tratamiento determinado.

Referencias

Khan Academy (2015). What is a stroke? https://www.khanacademy.org/science/health-and-medicine/circulatory-system-diseases/stroke/a/what-is-a-stroke