Cuando falleció Isabel I de Castilla (Isabel La Católica), quien junto con su marido Fernando II de Aragón recibían la denominación de Reyes Católicos, se abrió el problema sucesorio en Castilla.

Esta situación provocó una serie de tensiones y relaciones políticas que determinaron el desarrollo de la unidad entre las Coronas de Castilla y Aragón.

No te pierdas los siguientes libros. Muy recomendables todos ellos…