Todos conocemos la historia de los feroces vikingos, quienes a partir del siglo VIII d.C. se expandieron por casi toda Europa y llegaron a Groenlandia e incluso hasta América del Norte. Pero lo que todavía constituye un misterio es la razón por la cual los vikingos abandonaron sus bases en Groenlandia. ¿Por qué desaparecieron sin dejar rastro? ¿Fueron sus enemigos? ¿Tal vez hubo un cambio climático? ¿Qué fue exactamente lo que ocurrió?

Representación de vikingos a su llegada a Groenlandia. Fuente: mysteryplanet.com

Antecedentes: la era vikinga

En el siglo VIII d.C. los habitantes de Escandinavia decidieron adentrarse más allá de sus dominios debido a un aumento de su población y a la mejora de las técnicas de navegación. Los comienzos de la era vikinga arrancan el 8 de junio del año 793 d.C.; cuando tuvo lugar el saqueo del monasterio de la isla de Lindisfarne, al norte de Inglaterra. Este suceso y los que le sucedieron a lo largo de varios siglos, contribuyeron a crear la típica imagen de los vikingos como terribles piratas barbudos sedientos de sangre y riquezas. No obstante, es de destacar que durante su extensa trayectoria, estos guerreros también se dedicaron a explorar y dominar el Atlántico Norte.

Desde Irlanda y el mar Báltico hasta el Mediterráneo y Constantinopla, aquellas gentes procedentes del norte de Europa entraron en contacto con muy diversos reinos e imperios. Unas veces con intenciones poco o nada amistosas, otras mediante pactos y alianzas, pues no todo consistía en asaltar y guerrear. Los vikingos que se establecieron en las Islas Británicas y en Europa continental se mezclaron con la población local y jugaron un papel muy importante en la forja de naciones como Francia, Inglaterra o Rusia. En otras ocasiones fundaron importantes centros comerciales como Dublín, la actual capital de Irlanda, o importantes estados medievales como la Rus de Kiev o el ducado de Normandía.

Dinastía rurikida, fundadora de la Rus de Kiev

Pero las ansias de aquellos exploradores no terminaban en el continente europeo. Ciertos vientos del Atlántico Norte les desviaron de sus rutas y les permitieron descubrir y colonizar territorios, muchos de ellos desconocidos. Así fue como, poco después del año 800, llegaron a las islas Orcadas y a las Feroe. En torno al 870, otros más osados alcanzaron la incógnita Islandia. Más tarde, hacia el año 980, los vikingos comenzaron la exploración de Groenlandia, que había estado habitada por el pueblo dorset, indígenas americanos predecesores de los inuit. Finalmente, alrededor del año 1000, los vikingos descubrieron Vinlandia, en la actual Terranova (Canadá) y construyeron un fuerte. No obstante, en este último enclave tuvieron que marcharse al cabo de un decenio por la actitud belicosa de sus pobladores.

Los vikingos llegan a Groenlandia

Las sociedades que fundaron los escandinavos en los territorios recién descubiertos eran idénticas a aquellas que dejaron atrás en el Viejo Continente. Esto abarcaba todo lo referente a su modo de vida como la agricultura, la ganadería, la producción de hierro, la estructura de clases o la misma religión. Como ya hemos visto, uno de aquellos lugares en los que dejaron su legado histórico fue precisamente Groenlandia. Un noruego llamado Erick el Rojo fue el pionero en viajar hacia aquel lugar en torno al 980 al ser expulsado de Islandia debido a unos crímenes por asesinato. Este explorador se encargó de fundar, junto a sus seguidores, el primer asentamiento en tierra firme. Algunos piensan que para atraer a los colonos acuñó astutamente el término ‘Greenland‘ (tierra verde), a pesar de la gran cantidad de hielo presente en dicho territorio. Lo que sí está claro es que a partir de entonces comenzó la colonización vikinga de Groenlandia, una etapa que se prolongaría hasta el siglo XV. A lo largo de este período de tiempo, los colonos se establecieron principalmente en dos asentamientos de la costa occidental groenlandesa, dotados de un clima más benigno. En total sumaban unas 5.000 personas.

Erik el Rojo en una publicación de 1688

Uno de los eventos cruciales para los vikingos fue su conversión al cristianismo, proceso que tuvo lugar de forma paulatina durante varios siglos. Desde entonces, se fue abandonando el culto a dioses tan emblemáticos como Freya, Thor y Odín para abrazar la fe de Cristo. Este hecho también incluía a los vikingos que habían partido de Escandinavia con el fin de fundar colonias en las islas del Atlántico Norte, incluida Groenlandia. Muy pronto, se edificaron imponentes edificios religiosos como la Iglesia de Hvalsey o la catedral de San Nicolás en Gardar, con el fin de competir con sus homólogas en Europa. Incluso desde tan lejos se pagaban los correspondientes diezmos a Roma. Pero los vikingos no estaban solos en aquel lugar. Al establecerse en las inhóspitas tierras de Groenlandia, los colonos europeos se cruzaron con otro pueblo allí presente: los inuit, dotados de grandes habilidades para adaptarse a un sitio lleno de adversidades. Pero debido a su fuerte identificación con sus correligionarios de Europa, los vikingos de Groenlandia no estimaron oportuno aprender algunas costumbres de este pueblo, algo que a la larga les traería serios problemas.

¿Por qué desaparecieron los vikingos de Groenlandia?

Cinco siglos después de la fundación de los primeros asentamientos en Groenlandia, las comunidades vikingas desaparecieron misteriosamente sin dejar rastro. Desde el siglo XV y hasta el XVIII, los inuit se convirtieron en los únicos testigos humanos de aquellos helados parajes. Al contrario que los colonos europeos, ellos sí lograron mantenerse gracias a sus conocimientos heredados de generación en generación para sobrevivir en un entorno sumamente hostil. ¿Pero qué es lo que ocasionó el declive de los vikingos hasta su completa erradicación en esta parte del mundo? ¿Hubo agentes externos o fueron ellos mismos los causantes de su trágico destino? Se han barajado múltiples hipótesis para explicar este hecho. Es cierto que otras colonias vikingas como las de Islandia, las islas Feroe o las Orcadas no tuvieron tantas dificultades como en la lejana Groenlandia. Esto se debía al clima particularmente hostil de esta gran isla del Ártico. Posiblemente, fue un acúmulo de muchos factores lo que podría haber propiciado su desaparición hacia las primeras décadas del siglo XV.

Mapa de Groenlandia. Fuentes: mapasmapa.com

Uno de los posibles factores que pudo influir en su declive fue la extraordinaria distancia que les separaba de sus núcleos de comercio en Escandinavia, vitales para su supervivencia. A medida que se fueron dificultando las travesías marítimas por la presencia de hielo, cada vez menos barcos atravesaban el océano Atlántico en dirección a Groenlandia para comerciar con sus habitantes. Esto supuso una importante merma en los recursos disponibles de los colonos. Otros apuntan a un posible exterminio de los vikingos por parte de los inuit aunque esto parece bastante irreal, dado el poco contacto que existía entre ambos pueblos. Una de las hipótesis más aceptadas era la del enfriamiento progresivo del clima como consecuencia de la Pequeña Edad del Hielo a partir del siglo XIV. El periodo cálido medieval establecido entre el 800 y el 1300, había llegado a su fin. Así mismo, otro hecho desafortunado que pudo haber actuado fue la actitud tremendamente conservadora de los colonos, la cual les impidió adoptar nuevos mecanismos de supervivencia ante el empeoramiento de las condiciones ambientales para el sostén de sus actividades, fundamentalmente la cría de ganado.

Otras hipótesis han barajado epidemias entre la población o el avance del mar sobre la costa como posibles causas. A su vez, la degradación del medio ambiente como consecuencia de la deforestación y la erosión del suelo, también es un dato muy a tener en cuenta. Las investigaciones más recientes apuntan a intensas sequías veraniegas que imposibilitaron la práctica de la agricultura y la ganadería. Aún hay lagunas acerca del porqué de la enigmática desaparición de los vikingos de Groenlandia. En la actualidad existe todavía cierto halo de misterio en torno a esta cuestión. De lo que sí podemos estar seguros es que los vikingos consiguieron establecer una serie de emplazamientos con mayor o menor fortuna en esta región y que algunos de ellos incluso se atrevieron a embarcarse hasta América del Norte, unos quinientos años antes de que llegase Cristóbal Colón al continente. Dichos asentamientos suponen una estupenda atracción turística para aquellos curiosos que se atrevan a viajar hasta Groenlandia y conocer más de cerca a esta civilización. Al contemplar las románticas ruinas de iglesias como la de Hvalsey, no nos podremos dejar de preguntar que pudo haberles ocurrido exactamente a aquellas gentes que osaron explorar más allá de los límites de su mundo conocido.

Ruinas de la Iglesia de Hvalsey en Groenlandia. Fuente: depuertoenpuerto.com

Bibliografía:

Arrieta, J. (2022). ‘¿Por qué desaparecieron los colonos vikingos de Groenlandia?’ Elcorreo. https://www.elcorreo.com/tiempo-de-historias/desaparecieron-colonos-vikingos-20220323122612-nt.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.elcorreo.com%2Ftiempo-de-historias%2Fdesaparecieron-colonos-vikingos-20220323122612-nt.html

Diamond, J. (2014). Colapso. Viking, Penguin Group, Nueva York.

Fischer, A. (2022). ‘Inundaciones, sequías y epidemias orillaron a los vikingos a huir de Groenlandia para siempre’. Historia National Geographic. https://www.ngenespanol.com/historia/una-sequia-fuerte-obligo-a-los-vikingos-hayan-abandonado-groenlandia/

Gangantilla, P. (2018). ‘¿Por qué los poblados vikingos de Groenlandia desaparecieron sin dejar huella en el siglo XV?’ ABC Ciencia. https://www.abc.es/ciencia/abci-poblados-vikingos-groenlandia-desaparecieron-sin-dejar-huella-siglo-201810200140_noticia.html

Foto de portada de mysteryplanet.com