El peronismo es un movimiento nacido hacia 1940, resultado de la vida política de Juan Domingo Perón y su esposa Eva Duarte, también conocida como Evita Perón. Esta realidad política ha sufrido cambios a lo largo del tiempo, igual que las personas suelen ir evolucionando a lo largo de su vida.

Perón Militar
Juan Domingo Perón fue un reconocido militar argentino antes de llegar a presidente.

El peronismo no es una ideología, ni se puede clasificar en el rango de derecha o izquierda. Está dentro de lo que se conoce como movimientos de la tercera vía. Este término se suele utilizar para englobar a todas las ideologías intermedias entre el comunismo y el capitalismo, por tanto es un cajón de sastre donde podemos encontrar de todo un poco.

El fascismo se encuentra entre estos movimientos, pues no deja de ser una mezcla entre socialismo y capitalismo unidos por el nacionalismo. Éste no se agrupa en torno a la clase obrera, sino que tiene como esencia la nación y, por tanto, puede agrupar diferentes ideologías siempre que sean buenas para el país y su gente. El Estado lo controla todo, como en el comunismo, pero existe un margen para la iniciativa privada siempre que ésta sea provechosa para la nación.

El fascismo se manifiesta por primera vez en Italia, de la mano del dirigente socialista Benito Mussolini. No tiene un patrón común como el comunismo, sino que su carácter depende de la historia y cultura de la nación en la que se implanta y del líder carismático en torno al cual crece el movimiento. Por eso, por ejemplo, no es lo mismo el fascismo Italiano que el alemán.

Juan Domingo Perón nació en una modesta familia argentina. Emprendió la carrera militar con excelentes resultados a la vez que se fue forjando su conciencia política, de raíz obrera y nacionalista. En 1939 marchó a Europa, que estaba en plena Segunda Guerra Mundial, y allí bebió de las doctrinas fascistas europeas, sobre todo en Italia, donde residió la mayor parte del tiempo.

De nuevo en Argentina fue ascendido a coronel y funda el GOU (Grupo de Oficiales Unidos), quienes mueven los hilos para influir en la elección de gobierno dentro de la dictadura militar establecida en 1943 después de la conocida como Década Infame, un periodo de democracia fraudulenta. Perón ocupa entonces la secretaría de trabajo, puesto poco valorado en aquel entonces. Sin embargo, planteó una serie de medidas y reformas favorables a los trabajadores, ganándose así su favor. Recordemos que en esta época el movimiento obrero era muy influyente a nivel internacional, lo que otorgó a Perón un gran apoyo popular.

Peronismo
Carteles de propaganda peronista.

Pese a los rápidos cambios de gobierno, Perón se las ingenia para mantenerse en pie, consiguiendo llegar a vicepresidente y continuando la política obrerista. En 1945, el gobierno declara la guerra a Japón y Alemania, se prohíben los diarios pro nazis y se legaliza el Partido Comunista, así Argentina pudo ser reconocida como una de las naciones fundadoras de la ONU en la Conferencia de San Francisco ese mismo año. Todos estos cambios eran una preparación para las elecciones del año siguiente, pero no gustaron a todos. EEUU, quien seguía una política de control de los estados del sur con el pretexto de la guerra y el temor a la expansión del comunismo, organizó la oposición en contra del gobierno de Perón, quien bajo la presión tuvo que renunciar a sus cargos y fue detenido.

El nuevo gobierno no estuvo a la altura y en las calles se reclamaba la vuelta del antiguo vicepresidente. Una gran movilización ocupó la Plaza de Mayo pidiendo la liberación de Perón. El gobierno le dejó dirigir unas palabras a la multitud y éste aprovechó para insistir en las medidas que durante los últimos años había aplicado y la fragilidad de éstas si él no estaba al cargo.

En octubre de 1945 se casa con Eva Duarte, conocida como Eva Perón o Evita. La futura primera dama se convirtió rápidamente en símbolo nacional de los descamisados, a causa de su afán de justicia social y revanchismo de los desfavorecidos. Creó una fundación de ayuda a los necesitados, pues consideraba que era obligación del Estado atender a los más pobres. Aunque se dejó la piel en su fundación, pues era una persona que creía en el programa político que proponía, sin embargo lo llevó a cabo sin la menor austeridad personal, puesto que no renunciaba a todo tipo de lujos.

Evita y Perón
La combinación de los carácteres de Perón y Evita fueron claves para lograr gran influencia en el pueblo.

En 1946 se convocaron elecciones para acabar con la dictadura militar y restaurar la democracia. Pese a la unión de la oposición, bajo la dirección de EEUU, el militar argentino, con ayuda de su esposa, ganó las elecciones.

Durante su primer gobierno implantó amplias medidas sociales y nacionalizó muchas empresas y bancos, elevando la calidad de vida de los argentinos.

La reforma de la Constitución le permitió la reelección en 1952, esta vez contando con el voto femenino, pues se aplicó el sufragio universal por primera vez en Argentina. Ganó con un 62% de los votos.

El enfrentamiento con la oposición y el conflicto con la Iglesia Católica, a la que pretendía sustituir por una iglesia de carácter nacional más manejable, dieron lugar a un golpe de Estado en 1955 que obligó a Perón a exiliarse. El gobierno militar que se instaló pretendió borrar todo rastro del antiguo presidente, por lo que no se podía ni mencionar su nombre.

Perón marchó a España, allí se reunió con el Che Guevara que le pidió que apoyase a las guerrillas en contra de las dictaduras latinoamericanas y, aunque no lo hizo de forma directa, sí que se inclinó hacia éstas llegando a justificar la lucha violenta contra la dictadura establecida.

Entre 1955 y 1973 el peronismo estuvo postergado. Los gobiernos se sucedían a través de golpes de estado o de elecciones a las que no se dejaba participar a los peronistas, que seguían resistiendo y clamaban por el retorno de su líder. En este tiempo destacaron las guerrillas en contra de la dictadura militar, tanto peronistas como antiperonistas. También surgieron grupos que pretendían un peronismo sin Perón o Neoperonismo, del cual surgieron varios partidos.

En 1972, Perón y el líder de los antiperonistas, Ricardo Balbín, se reconcilian y llegan a un acuerdo para devolver la democracia al país. Se funda entonces el Frente Justicialista de Liberación (Fejuli), que incorporaría tanto a peronistas como a amplios sectores antiperonistas. Sin embargo, Perón no pudo presentarse, por lo que el candidato fue Héctor Cámpora, quien implantó importantes medidas progresistas. Su gobierno duró poco más de un mes y se convocaron nuevas elecciones. El Fejuli esta vez no incorporó a sectores antiperonistas y con su líder a la cabeza ganó las elecciones en 1973.

Era la tercera vez que el pueblo argentino decidía hacer presidente a Juan Domingo Perón. Éste murió al año de su reelección, sustituyéndolo su entonces esposa Isabel de Perón, quien se convirtió en la primera presidenta de una nación americana.

Desde la muerte de Perón el peronismo no ha vuelto a ser lo mismo, al tratarse de un movimiento personalista, con la desaparición del líder desapareció el movimiento. Con los años se fueron formando partidos y tendencias políticas que reclamaban la herencia del militar argentino o que se oponían al mismo siempre en un contexto convulso donde el ejército intervenía en la vida política cuando lo consideraba.

El peronismo sufrió escisiones desde la muerte de su líder, así se dividió en dos corrientes, el denominado peronismo oficial, reunido en torno al Partido Justicialista y liderado por Néstor Kirchner y Eduardo Duhalde. Duhalde rechaza el peronismo oficial y se pasa al disidente. Mientras que Kirchner, junto con su esposa Cristina, siguen frente al Partido Justicialista que se presenta a las elecciones de 2019 en coalición con otros partidos bajo el liderazgo de Alberto Fernández (Frente de Todos).

Por otro lado surgió el peronismo disidente, quien a su vez se acabó dividiendo en varios partidos de carácter personalista, destacan Carlos Menem, Adolfo Rodríguez Saá o el empresario Francisco de Narváez. Duhalde se alejó del peronismo oficialista y fundó Unión Popular, Francisco de Narváez fundó Propuesta Republicana, ambos partidos se presentan en 2019 en coalición con otros tantos bajo el liderazgo de Mauricio Macri (Juntos por el Cambio).

Bibliografía:

Alonso Barahona, Fernando, Perón o el espíritu del pueblo. Criterio Libros, Madrid, 2003

VV.AA. Historia mínima de Argentina. Turner, España, 2013

Información general sobre la Elecciones Presidenciales de Argentina 2019: https://es.wikipedia.org/wiki/Elecciones_presidenciales_de_Argentina_de_2019