Se conoce como paradoja a un concepto o idea extraña o irracional que se opone a la lógica y al sentido común.

A lo largo de la historia, las paradojas han sido empleadas por filósofos y pensadores para explicar la complejidad del universo.

A continuación, 5 paradojas que te obligarán a mantener la mente activa.

Paradoja del abuelo

La paradoja del abuelo es también conocida como “El viaje en el tiempo”. Se cree que fue René Barjavel en Le voyageur imprudent quien planteó el dilema por primera vez, inspirándose en ideas previas de Mark Twain en su novela póstuma El forastero misterioso.

Se parte del supuesto en el que un individuo realiza un viaje a través del tiempo, y asesina al padre biológico de su propio padre o madre. Derivado de este suceso se hace real la imposibilidad del nacimiento del propio viajero, que no habría podido viajar en el tiempo, ni matar a su abuelo. Al no viajar en el tiempo, el abuelo del viajero jamás será asesinado, por lo que el padre o madre del viajero podrá concebirle, y entonces el viajero sí podrá viajar en el espacio…

A menudo se ha empleado esta paradoja para defender la existencia de múltiples planos espacio-temporales, así como para desmentir la posibilidad de viajar en el tiempo.

Paradoja de Ronald Opus

Se cree que el origen de esta paradoja viene de la cena anual de la Academia Americana de Ciencias Forenses del año 1994. El Dr. Harper Mills, presidente de la Academia, inauguró la cena contando esta curiosa historia.

La paradoja de Ronald Opus comienza con su muerte. Ronald se lanza desde el décimo piso de un edificio con la firme intención de suicidarse, pero mientras cae al vacío es disparado en la cabeza por el arma de fuego del vecino del noveno piso, que apuntaba a su esposa.

Ni el suicida ni el hombre que disparó eran conscientes de que en el octavo piso se había instalado una red para proteger a los trabajadores de una obra, por lo que el suicidio no podría haberse completado.

En la habitación donde se disparó el arma se encontraba discutiendo una pareja de ancianos. El marido tenía por costumbre amenazar a su mujer con la escopeta. Cuando fueron llamados a declarar, ambos explicaron que desconocían por completo que el arma estuviese cargada.

Un testigo explicó que fue el propio hijo de la pareja el que había cargado el arma, pues se había enfadado mucho con su madre y, conocedor de las amenazas de su padre hacia ella, pensó que así podría matarla. El hijo de la pareja era ahora el responsable de la muerte del Sr. Opus.

El siguiente hecho es que investigaciones posteriores evidenciaron que el hijo de la pareja era el propio Ronald Opus, que había pasado por una intensa depresión por el intento fallido de asesinato a su madre.

El gato de Schrödinger

Se trata de una paradoja derivada de un célebre experimento imaginario concebido por el físico Edwin Schrödinger.

Un gato se encuentra encerrado en una caja que contiene también un átomo radioactivo, un contador Geiger y una ampolla de cianuro. El contenido de la ampolla cae en un cubo con ácido cada vez que el contador Geiger detecta la emisión de partículas radioactivas. Si la partícula se emite el detector romperá la ampolla y el gato morirá, mientras que si no se emite la ampolla se mantendrá en buen estado y el gato permanecerá vivo.

Existe un 50% de probabilidades de encontrar al gato vivo o muerto, pero solo lo sabremos una vez abierta la caja. Mientras tanto, el gato estaría vivo y muerto al mismo tiempo.

Este experimento pretende explicar un concepto básico de la física cuántica: La dualidad entre onda-partícula que hace que un electrón sea onda y partícula a la vez hasta que sea observado.

Paradoja de Protágoras

Protágoras, maestro sofista de la época clásica, aceptó a Evalto como alumno suyo, pese a que éste no podía pagarle. Ambos concluyeron que, una vez terminada la formación de Evalto y superado su primer pleito en los tribunales, el alumno saldaría su deuda.

Una vez Evalto terminó de estudiar, se dedicó a la música y a las bacanales, y Protágoras comenzó a cansarse de la situación, de modo que lo denunció en los tribunales.

Los argumentos de ambos son los siguientes:

Evalto: Si yo ganase el caso, estarían dándome la razón por definición, por lo que no tendría que pagar. Si por el contrario perdiese, significaría que aún no he ganado ningún pleito, y yo no he contraído la obligación de pagar hasta que no gane uno. En cualquiera de los dos casos estaría exento de pagar.

Protágoras: Si Evalto pierde el caso, por definición tiene que pagarme, ya que es por eso por lo que se ha abierto este caso: para que Evalto salde su deuda. Si lo gana, habrá ganado su primer pleito, condición pactada para que me pague la deuda que contrajo. En ambos casos estaría obligado a pagar.

Paradoja de Olbers

Inicia con una pregunta: ¿Por qué el cielo es oscuro en la noche?

A menudo la observación del universo provoca en el hombre, tanto el que es entendido del tema como el que no, grandes inquietudes y preguntas.

A finales del siglo XVIII, el astrónomo Heinrich Wilhelm Olbers se planteó la pregunta que da inicio a esta paradoja.

La lógica de la época era la siguiente: El universo es estático, infinitamente antiguo y con una cantidad infinita de estrellas repartidas por el espacio. Esto daría lugar a un cielo completamente plagado de estrellas, y por consiguiente, de extrema luminiscencia.

Si todo lugar al que miremos debe terminar en una superficie brillante, ¿por qué el cielo de la noche es oscuro?

(*) Todas las imágenes que aparecen en este post pertenecen a la artista gráfica Karolina Koryl.

5 COMENTARIOS