Un juego de amistad

Friendship of bad guys. Ilustración de Yasin Yıldıran.

El período navideño es un tiempo lleno de felices tradiciones. Estas fechas son las más usadas para realizar el entrañable juego del Amigo Invisible entre amigos y familiares. En estos momentos se juntan la celebración de las festividades, el final de trimestres escolares y semestres universitarios, cenas de empresas y reuniones de amigos. Sin embargo, hay que decir que, aunque la Navidad sea la época en la que más se practica, el Amigo Invisible es una muestra de simpatía que se puede realizar -y se realiza- durante todo el año, normalmente aprovechando ocasiones especiales.

El juego consiste en hacerse regalos mutuamente de forma anónima entre las personas de un grupo determinado. La dinámica del juego consta de dos momentos básicos: en primer lugar, se escriben los nombres de los participantes en papeles y se escoge de forma aleatoria uno de ellos. En segundo lugar, después de varios días se depositan los regalos  en el lugar indicado anotando el destinatario y se reparten. Entre los dos momentos, los amigos secretos pueden mandar cartas anónimas para dar pistas y animar el juego. Normalmente se acuerda un coste máximo de los regalos, para que los intercambios sean equilibrados.

Ahora bien, existen muchas variantes y diversas formas del juego. Hay grupos que deciden revelar la identidad de los remitentes al final del juego, e incluso entregan los regalos de manera personal. Hay otros que lo dejan siempre en secreto. Otra posibilidad es omitir el primer paso de la asignación del amigo, y repartir al azar los regalos depositados. También se puede poner la norma por la cual el regalo debe tener una referencia que aluda a la persona a quien va a ser entregado. Esto se conoce como el Amigo Invisible alusivo. Asimismo, se puede pactar un tema con el que todos los regalos deben estar relacionados. Otra modalidad es la de regalar, con una finalidad jocosa, objetos inservibles y sobrantes que el poseedor ya no quiere.

Fijar el origen histórico de tan popular celebración no es tarea fácil. Se trata de una actividad extendida en buena parte de los países del mundo y que cada vez se difunde más y cuenta con más boyantes adeptos. Destacamos tres conjeturas sobre su procedencia.

Ayudantes escandinavos de Santa Claus

Ilustración de Francis-Xavier Martins.

Puede ser que el amigo invisible proceda de Escandinavia, donde existe la tradición del Julklapp. “Jul” quiere decir “Navidad” y “Klapp” significa “dar golpes”. El juego no consiste en esperar para repartirse los regalos, sino en meterlos en la casa correspondiente tras llamar a la puerta con golpes. La entrega se hace como referencia a los ayudantes de Santa Claus que, debido a la laboriosa tarea de su afanado jefe, deben hacer llegar aquellos obsequios que Papá Noel no puede por su ajustado tiempo.

No se trata de un juego exactamente igual al Amigo Invisible que todos conocemos, puesto que no se asigna con un papel a la persona que debe ser obsequiada. En el Julklapp, los destinatarios de los presentes deben ser adivinados por la dedicatoria que llevan inscrita, durante la comida de Navidad.

El sueño americano

Fotograma de The Pursuit of Happyness.

Otra historia que reclama el origen del Amigo Invisible es la de Larry Dean Stewart en Estados Unidos. De hecho este conocido filántropo fue conocido como Kansas City`s Secret Santa. Esta persona tuvo un origen humilde, además de haber sufrido desdichas como la de perder el empleo dos años seguidos precisamente antes de Navidad. Larry Dean Stewart se sobrepuso a los problemas económicos y consiguió hacerse millonario invirtiendo en negocios como el de las llamadas de larga distancia y el de la televisión por cable.

Cuando en 2006 fue diagnosticado de cáncer, del cual acabaría muriendo, reveló la identidad, la suya, de quien estaba dando dinero a necesitados de forma anónima cada Navidad. El regalo anónimo se convirtió, así, en una tradición. Además, Larry Dean Stewart también donó dinero a diversas organizaciones y causas benéficas. En Estados Unidos y en buena parte del mundo anglosajón el juego es conocido como Secret Santa.

Mujeres sojuzgadas

Ilustración de Mandy Jurgens.

Una tercera conjetura sitúa el origen del juego en Venezuela. La tradición venezolana se acerca más al juego estándar que hoy se ha popularizado. Se cuenta que durante el siglo XIX, por las misóginas convenciones sociales, las mujeres comprometidas o casadas no podían mantener una relación de amistad íntima con otras personas, especialmente con otros hombres. Mucho menos podían recibir regalos por parte de éstos, puesto que sería el colmo de la transgresión de la rectitud del buen comportamiento.

Dado que cualquier lazo de amistad podía ser malinterpretado, se las ingeniaron para intercambiar presentes entre amigos sin hacer pública la identidad del remitente. Así pues, crearon el “compadre de papelito”, también llamado “compadre secreto de papelito” por hacer referencia a la discreción que estaban obligados a mantener. Las normas del juego son las conocidas: cada persona escoge al azar un pequeño papel en el que está escrito el nombre de la persona a la que le debe hacer un regalo. Con el tiempo, el juego se extendió y se acabó llamando simplemente “amigo secreto”, el cual se empezó a practicar por simple diversión y amistad.

 

 

Fuentes

¿A quién se le ocurrió empezar lo del amigo invisible?” El País. 19/12/2014.

El misterioso origen del amigo invisible”. ABC. 17/11/2017.

¿Quién inventó el ‘Amigo invisible’?El Mundo. 11/12/2015.

6 COMENTARIOS