Pequeñas plantas sin flores ni semillas y con un sistema tisular muy básico, los musgos crecen formando densas alfombras verdes normalmente en zonas sombrías y húmedas.

Todos hemos visto musgo alguna vez, pero pocos conocen su verdadero significado en el ecosistema. El musgo se encarga de descomponer sustrato y liberar nutrientes para otras plantas superiores, protege el suelo de la erosión y absorbe y almacena agua entre otras funciones importantes.

En la actualidad existen aproximadamente 12000 especies de musgos, pero el registro fósil nos muestra que en el pasado vivían otras especies que han desaparecido. Además, hay otras plantas que comúnmente se conocen como musgos, pero que en realidad no lo son. Por ejemplo, el musgo de irlanda es en realidad un alga roja, o el musgo del roble, que realmente es un liquen (simbiosis entre un hongo y un alga).

Gametofitos de musgo, por jchapiewsky. Los gametofitos son las estructuras que producen gametos (células sexuales).

Ciclo de vida

El ciclo de vida de un musgo es bastante curioso. A priori puede resultar complejo, pero básicamente se resume en una célula que se va transformando poco a poco en un organismo capaz de producir óvulos o esperma y que, tras la fecundación entre un óvulo y un espermatozoide, genera un nuevo organismo.

Con un poco más de detenimiento

Los musgos son haploides, y esto quiere decir que sus células cuentan con un solo set de cromosomas. Las células humanas*, por ejemplo, son diploides y toda su información genética está duplicada.

Como estamos hablando de un ciclo, podemos comenzar en cualquier punto de este. Empecemos pues por la espora. La espora de un musco es una célula cuya función es dispersarse y germinar. Tras la germinación, se produce un protonema (primer filamento en griego). A partir de este filamento, se generan los gametofitos (gametos de planta en griego) femeninos o masculinos, y estos crecen hasta madurar completamente.

Esporofitos de musgo, por Fiona Paton. Las esporas están almacenadas en los pequeños sacos verdes, listas para ser liberadas.

Los gametofitos, como hemos comentado, son haploides y producirán esperma u óvulos haploides también. Sin embargo, tras la fecundación o fusión de ambos gametos, se formará una nueva célula diploide: n + n = 2n. Este nuevo organismo tiene la capacidad de generar nuevas esporas y por lo tanto recibe el nombre de esporofito.

El musgo y el ser humano

El musgo es blandito y acolchado, por lo que algunas tribus norteamericanas lo utilizaban para dormir. Pero también lo usaban como aislante para las casas, pues el musgo puede absorbe grandes cantidades de agua. Esta misma propiedad convirtió al musgo en un pañal perfecto.

Algunas especies de musgo también se han utilizado con fines medicinales y otras especies turberas se queman para ahumar whisky.

En ecología también se reconocen las propiedades del musgo. Por ejemplo, sirven para monitorizar la calidad del aire y para limpiarlo ¡Un gran aliado!

 

*A excepción de los gametos (células sexuales).