El jazz vocal me ha dado muchas satisfacciones a lo largo de muchos años de audición, y además era una de las pocas cosas que podía escuchar en mi casa, sin que mis padres rezongaran sobre el ruido que hacían los músicos que me gustaban.

Hace tiempo elaboré una primera lista con las cantantes que más habían influenciado en nuestras vidas y que habían fallecido (puedes revisar esta lista en mi blog). En esta otra lista he incluido algunos nombres que nos pueden servir de referencia para analizar el futuro de este estilo musical.

Diana Krall

 

Es una pena no poder recomendar alguna emisora de radio donde se pueda oír este estilo musical, porque podríamos decir que salvo episodios esporádicos no existe y es difícil seguir su evolución. El maestro Antonio Fernández era un gran seguidor y me ayudó a descubrir muchas de estas nuevas cantantes en las que difícilmente hubiera reparado sin su ayuda.

La primera idea que se nos viene en mente después de oír la lista, es que el clasicismo está dejando paso a un eclecticismo musical que hace que cada vez el estilo se mezcle más con otros tipos de música, como la bossa, el pop, el blues etc.

Una segunda idea es que frente a una primera etapa en que las intérpretes sufrieron una vida atormentada y con problemas de droga, prostitución etc, nos encontramos con un grupo de cantantes que podríamos denominar como muy limpias, con vidas perfectamente reguladas y sin grandes episodios épicos.

Una tercera, es de arreglos musicales más profesionales, con instrumentaciones más técnicas y más sofisticadas, pero con menos vida y por qué no decirlo, con menos voluptuosidad que las intérpretes de la primera etapa.

Finalmente y como siempre, al terminar me doy cuenta que me he dejado fuera a Dee Dee Bridgewater y muchos nombres más que merecían estar en la lista, pero que hemos tenido que excluir por razones de espacio.

Es curioso, que siempre recibimos comentarios, y os tengo que agradecer, positivos en general, pero siempre con un problema común, el hecho de no haber incluido algún artista. Desgraciadamente no pueden estar todos.

Pues nada, oídlo y me comentáis vuestras percepciones y me mandáis ideas sobre qué estilo musical deberíamos tocar en la próxima lista.

 

1. Autumn Leaves | Paula Cole (1968)

Cantante poco conocida por estos ámbitos y que sin embargo ha sido premiada con multitud de premios, incluidos varios Grammys. Además de ser una cantante notable, dado que se mueve por todos los estilos, desde el jazz hasta el pop, es una consumada y polifacética instrumentista, tocando, piano, ukelele, bajo, guitarra, y supongo que lo que se proponga. Conocida sobre todo por ser la voz de la mítica serie de TV, Dawson crece y por el éxito de Where have all the cowboys gone.

Colaboradora habitual en las giras de Peter Gabriel a quien suele acompañar en sus tours, ha grabado con muchísima gente, en los más diversos estilos.

Hemos escogido este tema, difícil de encontrar porque no pertenece a ninguno de sus álbumes, sino que forma parte de la banda sonora de una gran film de Clint Eastwood como director, llamado “Medianoche en el jardín del bien y del mal”, que además de ser una de mis películas favoritas de Clint, tiene una banda sonora increíble.

A destacar la guitarra de Marc Antoine en un solo muy largo y que es una interpretación de las que pone los pelos de punta. Se lo comenté a Marc que es gran amigo y me dijo que curiosamente no conocía a la intérprete, ni a Clint, simplemente le dieron la idea, la grabó solo en casa y la envió por un fichero al productor. De verdad, oídla con detenimiento y con el equipo alto porque merece la pena.

 

 

2. Lets fall in love | Diana Krall (1964)

Diana es hoy en día lo más parecido a una diva a la vieja usanza que hemos podido encontrar en todo el panorama musical. Ya incluimos una reseña sobre ella en listas anteriores.

Lo que podemos decir es que todo lo que toca lo convierte en oro. Su caché por concierto altísimo, sus ventas para lo que hay hoy en día en el mercado, altísimas, vida familiar más o menos estable junto a Elvis Costello, parece que en principio lo tiene todo.

Incluso en sus últimas grabaciones se va decantando paulatinamente hacia otros derroteros mucho más comerciales, haciendo versiones de sus temas favoritos de juventud muy en línea pop.

Además de una voz muy personal, nos encontramos ante una gran pianista, con un gran gusto musical, pero que la baja de su director musical y guitarrista Anthony Wilson, le ha bajado de nivel de calidad, (aunque supongo que no de nivel económico). Dado que la conocemos personalmente, os puedo decir que últimamente recurre mucho al photoshop para las portadas de sus discos.

En el tema escogido, que es un clásico con múltiples versiones, podemos ver un poco de lo que hemos comentado incluido el soberbio trabajo de Anthony Wilson a la guitarra.

 

3. Worrisome heart | Melody Gardot (1985)

Melody se considera ciudadana del mundo, si bien nació en New Jersey con orígenes polacos. Empezó a escribir música a raíz de un terrible accidente cuando iba en bici, arrollada por un coche que se saltó el semáforo. A consecuencia de ellos estuvo un año inmóvil en la cama y aun en día sufre terribles efectos secundarios. No soporta la luz (siempre va con gafas oscuras) y tiene perdidas parciales y totales de la memoria, es decir una vida destrozada.

A raíz de ello comenzó a escribir música, aprendiendo a tocar la guitarra tumbada y a grabar sus propias canciones.

Su estilo musical viene condicionado por el hecho de que después del accidente sufrió una intolerancia al ruido que no le permitía soportar literalmente nada “más allá de un susurro”

Esto le hizo evolucionar a formas musicales muy relajadas como la bossa, etc, que han venido a configurarse en un estilo musical propio y perfectamente identificable.

El tema escogido es un ejemplo de ese estilo y se convirtió en un tema de referencia, que sin llegar a los niveles de ventas de una Norah Jones, sí le dio acceso a prácticamente todos los públicos.

 

4. Dancing in the dark | Jane Monheit (1977)


Tema premiado con un Grammy y que forma parte del “American songbook”. Hay decenas de versiones, de Frank Sinatra, Bing Crosby, Fred Astaire, Diana Krall etc por citar algunas referencias.

En cuanto a la intérprete, se la considera como una de las cantantes con más futuro, habiendo colaborado ya con John Pizzarelli, Terence Blanchard y algunos otros músicos de prestigio.

A una voz bastante entrenada, le añade un buen gusto musical y un físico de gran presencia, lo cual hace que sea colaboradora e invitada especial a muchos programas de televisión, incluso presentando alguno de ellos. En mi opinión creo que es una gran voz a ser considerada en un futuro, que quizás se apoya demasiado en su belleza física y que adolece un poco de excesivo academicismo, sonando (en mi opinión) un poco fría. En cualquier caso merece la pena ser incluida en esta lista y no la vamos a penalizar por su físico (ya habrá otras que lo hagan).

 

5. Light my fire | Patricia Barber (1955)

Aquí tenemos una de mis debilidades. He tenido la suerte de verla en directo en varias ocasiones y nunca me defrauda. Es bastante longilínea, siempre vestida de colores oscuros y en general bastante poco preocupada por su aspecto físico.

Me sorprendió el nivel de calidad técnica que tiene como pianista, a pesar de que las veces que la he visto siempre ha tocado descalza utilizando mucho los pies y con la cabeza prácticamente sobre los teclados. Como música su estilo se aleja mucho de lo convencional, y ha conseguido un estilo muy personal basándose en la visita a muchos de los clásicos, pero también poniendo mucho énfasis en su faceta como compositora.

Su voz es un poco como ella, oscura, y sobre todo muy grave y por tanto muy lejos de ser un producto comercial que le de acceso a públicos menos demandantes.

Hemos incluido un tema en directo en el que versiona el mítico Light my fire de Jim Morrison, en el que se aprecian claramente los rasgos citados. Versión muy lenta que parece querer romper pero que no lo hace, teniéndonos en una tensión constante dentro de una atmósfera minimalista  y sobre todo muy personal. Muy bueno el grupo que la acompaña.

 

6. Loussiana Sunday afternnon | Diane Schuur (1953)

En este caso podríamos incluir a Diane como una clásica a la altura de muchas de las cantantes de nuestra lista anterior. Ciega de nacimiento ha podido desarrollar su carrera al lado de todos los grandes. Ha tocado con Count Basie Orchestra, con Ray Charles, con Stan Getz, e incluso un álbum conjunto con BB King.

Comenzó a cantar a los dos años y medio y su vida ha estado siempre sobre los escenarios, si bien en sus comienzos su estilo se movía muy cercano al country.

De amplios registros, a lo largo de su carrera ha hecho versiones de prácticamente todos los clásicos, y eso nos ha hecho muy difícil la selección de un tema específico que insertar en esta lista. Finalmente nos hemos decidido por esta versión del clásico contenido en su grabación Talkin ´bout you, en el que destacamos el trabajo vocal, así como un saxo que derrite un iceberg creemos recordar que del mítico Tom Scott. A disfrutar.

 

7. I just want make love to you | Janis Siegel (1952)

Más conocida por ser la voz solista de Manhattan Transfer (la bajita de las dos, la otra es Cheryl Bentine), ha desarrollado una gran carrera como solista, siendo muy reconocida por los críticos, sin embargo, sin un gran reconocimiento comercial en su carrera en solitario. Sus influencias han ido siempre muy por el pop y desde joven abandonó sus estudios de enfermera para poco después de conocer a Tim Hauser (taxista en aquellos momentos) crear el que durante muchos años fue el grupo de referencia Manhattan Transfer

Actualmente se encuentra de gira con Bobby McFerrin haciendo versiones de clásicos del jazz.

El tema escogido viene recogido en su álbum “The tender trap” donde rodeada de un elenco tremendo de músicos, como Michael Brecker etc, desarrolla esta versión de un tema bastante popular, que fue banda sonora de un anuncio de Coca Cola, en el cual varias oficinistas miraban anonadadas el cuerpo de un operario con el torso descubierto mientras se bebía una Coca Cola, ante la flojera de piernas, y el desmayo generalizado de las buenas señoras.

 

8. Close your eyes | Stacey Kent (1968)

Aunque nacida en New Jersey, su fama y la mayoría de los reconocimientos recibidos, se han realizado en el Reino Unido y especialmente en Francia, donde es una autentica referencia en el mundo del jazz vocal, habiendo grabado su único disco en directo en Paris. A mí, y siempre salvando las lógicas distancias, su estilo musical con ese especie de maullido me recuerda a la gran Billie.

Casada con el saxo Jim Tomlison, su carrera comprende 9 grabaciones en solitario y otros tres o cuatro como invitada especial en las grabaciones de su marido.

El tema escogido es muy representativo de su estilo vocal y cuenta con la presencia de Jim Tomlinson Saxo, Colin Oxley Guitarra,;David Newton Piano  Andrew de Jong Cleyndert Bajo; y  Steve Brown a la batería; quienes realizan un desarrollo musical muy sólido en sus solos.

Su estilo está evolucionando hacia la música brasileña y de hecho aparte del francés, idioma en el que ha grabado algún tema, estaba aprendiendo portugués para conseguir una mayor proximidad a este estilo musical que cada vez tiene una mayor influencia en sus grabaciones.

 

9. If I had you | Nnenna Freelon (1954)


A Nnena la incluimos en esta lista por su juventud, pero tanto por su estilo musical como por su formación, sigue la línea de las grandes damas, a las que da continuación con un estilo sofisticado y muy basado en los orígenes del cancionero popular. También inició su carrera cantando en iglesias, lo cual le proporciona a su música unos ciertos tonos góspel que lo hacen muy digamos, clásico.

Su carrera fue algo tardía porque se dedicó profesionalmente después de tener sus 3 hijos. Fue mentorizada por Ellis Marsalis, y su discografía se ha movido por múltiples recovecos, e incluso recientemente ha hecho un disco con los éxitos de Stevie Wonder (debo reconocer que no lo he oído pero me da un cierto repelús)

Incluimos un clásico en el que podéis observar su estilo en plenitud, con ese aire clasicista acompañada por unos grandes músicos, sobre todo Russell Malone a la guitarra.

 

10. A tisket a tasket | Patti Austin (1950)

Otra artista prematura nacida en New York y que debutó a los 5 años en el Apollo Theater.

Cuando entra en el sello musical de Quincy Jones realiza una gran carrera con éxitos notables y múltiples números uno, pero nunca en el terreno estrictamente jazz, sino moviéndose por todos los demás estilos musicales que resultaban mucho más alimenticios.

Ha grabado duetos con mucha gente, incluido James Ingram “Baby come to me” que se convirtió en un gran éxito y que no podían oír los que tenían el azúcar alta por el exceso de sirope. No vamos a comentar nada de su dueto con Michael Bolton, pufff. Pero sin embargo durante una etapa formó parte de las Raelettes, grupo vocal de acompañamiento de Ray Charles, como solista principal.

Hace unos años la reconocí en el aeropuerto de Heathrow, lo cual fue muy difícil porque había perdido cientos de kilos de peso y echándole hocico me dirigí a ella y estuvimos hablando un ratillo de música y de músicos conocidos comunes.

¿Qué tema elegir? difícil, porque abarca mucho tiempo y muchos estilos, pero nos hemos decantado por este clásico cuya versión más famosa la protagonizó Ella Fitzgerald y Manhattan Transfer.

 

11. Calling you | Giorgia T (1971)

Otra gran desconocida para el público español, a pesar de ser un personaje de amplia relevancia en su Italia natal. De nombre Giorgia Todrani y también conocida como Giorgia o Giorgia T tiene una amplia carrera musical que la ha llevado incluso a ser presentadora de varios shows en las televisiones italianas (esperamos que nada que ver con las de Berlusconi y los Tele5 de allí).

Autora de dos discos (entre otros muchos) de versiones clásicas del jazz y del pop (One more go round y Natural woman ), realizados en directo bajo la batuta de un gran guitarrista como Marco Rinalduzzi.

Ha grabado duetos con Ray Charles (Georgia on my mind, por la que sus padres la pusieron el nombre), Michael McDonald, Herbie Hanckok, etc. y en el lado oscuro están sus relativas frecuentes presencias en los festivales de San Remo y similares.

El tema escogido pertenece a uno de esos dos álbumes grabados en directo y hemos escogido el famosos Calling you, que fue banda sonora de la película “Bagdad Café” y que se ha convertido en un clásico a través de los tiempos. Increíble el ambiente que crea la guitarra.

 

12. Pra Dizer Adeus | Luciana Souza (1966)

De casta le viene al galgo, hija de una de las poetisas brasileñas más famosas y de un reputado músico, Luciana ha dedicado su vida a la música. De formación clásica, ha pasado por Berklee y New England Conservatory y a los tres años ya grababa anuncios para la televisión.

Su carrera comenzó en el campo de la música clásica, estando de gira por Europa con distintas agrupaciones, hasta que se decantó finalmente por el jazz. Actualmente está casada con Larry Klein, productor de referencia, gran bajista y ex marido de Joni Mitchell (el tío tiene instinto para detectar el talento)

Ha grabado con multitud de músicos de amplio espectro, pero lo que más fama le ha dado son las colaboraciones que como artista invitada realizó en grabaciones de Paul Simon y James Taylor. Os podéis imaginar que si la escogieron sería por algo y además de que nos gusta mucho su voz, la hemos incluido en este top 14.

El tema escogido es una preciosidad interpretado en clave brasileña con el trompeta alemán Til Bronner. Uno de los jóvenes prodigios con quien todo el mundo quiere grabar, aparte de ser una especie de sex simbol para las mujeres. Cuando vino a España estuvimos tomando unas cervezas y la verdad es que era como un Justin Bieber de maduritas, con un cierto aire lánguido y aniñado que las volvía locas.

 

13. The nearness of you | Norah Jones (1979)

Hija del mítico Ravi Shankar virtuoso y gran difusor del sitar (su hermana es también concertista de este instrumento). La verdad es que dudaba si incluirla en esta lista. Norah ha desarrollado un estilo musical propio, de gran éxito y tremenda difusión, pero nunca la encuadraría como una cantante de jazz. Su estilo toca muchos palos y su mérito ha sido desarrollar un estilo propio a base de mezclar estilos e influencias y metiéndolos en la batidora para conseguir un estilo suave y accesible  que consigue agradar a todo el que lo escucha.

Dicho sea esto, no me dice gran cosa a nivel personal, prefiriendo cualquier otra de esta lista, pero creo que como fenómeno reconocido debíamos incluirla.

Últimamente se dedica más al cine y tv que a la música, si bien sigue grabando y dando conciertos regularmente, e incluso en el último CD de Keith Richards, se marcan un buen dueto entre ambos.

Confesa admiradora de Billie Holiday en algunos momentos su estilo vocal nos la puede recordar, salvando obviamente las distancias.

El tema escogido es un clásico del que hasta James Taylor hizo una versión gloriosa “The nearness of you” que suena muy bonito con la voz digamos que arrulladora de Norah.

 

14. If loving you is wrong | Cassandra Wilson (1955)

Cantante de amplio registro que se ha movido por toda la gama de estilos musicales, pero sobre todo y aunque parezca muy distinto entre el country y el jazz. Gran artista de los timbres y de los tonos, es capaz de modular su voz para alcanzar prácticamente cualquier registro.

Esta facilidad le ha permitido versionear desde los Monkees hasta Hank Willams, Joni Mitchell, etc, pero siempre consiguiendo ese tono personal que la hace perfectamente reconocible en todas sus interpretaciones.

Gran vendedora de discos, su paso por Blue Note la convirtió en una de las mayores vendedoras de discos del sello. Tuvo un éxito inesperado en Italia, donde una grabación suya en directo llegó a la parte de arriba de todas las listas de ventas.

Hemos escogido como tema una versión del conocido tema de Sting “Fragile” que recoge toda la versatilidad de voz y su amplio registro musical.

2 COMENTARIOS