No es la primera vez que destacamos el gran potencial que tiene la Historia como fuente de inspiración para el mundo del ocio y el entretenimiento. De hecho, aunque ya subrayamos en más de una ocasión que una película, una novela o un videojuego no pueden ser concebidos como fuentes históricas, a menudo suelen ser un gran aliciente para que aquellos que se sienten atraídos por el tema comiencen a experimentar una curiosidad que los lleve a investigar de manera más profunda y rigurosa en él.

Es el caso, por ejemplo, de la saga de videojuegos Assassin’s Creed, que sin dejar de ser una forma más de ocio, está basada en hechos que tienen su parte histórica, y que hoy nos gustaría contaros. Los «assassin» o «hashshashin», en su origen, fueron un grupo minoritario del Islam, una secta ismaelita dentro de la corriente del chiísmo. Sin embargo, van a cobrar una gran importancia entre los siglos XI y XIII no tanto por su cantidad de seguidores como por sus llamativos asesinatos de dirigentes políticos y militares muy relevantes.

Guion de Descubrir la Historia.