CargandoGUARDAR COMO FAVORITO

El primer paso del nuevo capítulo es aceptar la realidad. Tienes que asumir que eres quien eres. Tú no eres una víctima de las circunstancias.

Las cosas pasan siempre por algo. No eres el único al que le pasan cosas malas o negativas o que tiene problemas. Los problemas se magnifican en función de cómo te los tomas. Eres una víctima de ti mismo si prefieres pensar que nada depende de ti y que no puedes hacer nada.

Lo que no puedes hacer es cambiar determinadas circunstancias, ni a otras personas, pero puedes cambiar tu manera de afrontar los hechos y en muchas ocasiones deberías ser capaz de cambiar las circunstancias solo que no te atreves a dar el paso o es más fácil quejarse que seguir adelante. Este es el primer paso para escribir el nuevo capítulo de tu vida.

A menudo, aceptar que lo que hay es lo que hay es el primer paso para seguir adelante. Cuando puedas hacer algo por cambiar las cosas, hazlo. Pero no hagas nada a la desesperada. Cuando no puedas, no pierdas el tiempo pensando en cómo serían las cosas si aquella situación fuera diferente. Lo que está fuera de tu alcance no debería hacerte perder el tiempo. No somos dioses y no podemos con todo. Con lo que puedas lucha hasta el final, pero con lo que no, deja de perder el tiempo. Deja de releer constantemente el anterior capítulo de tu vida. Pasa página.

Lo que está claro es que dado que no puedes cambiar ciertas cosas no deberías permitir que determinadas circunstancias marquen tu futuro. Eres el dueño de tus decisiones por tanto el camino hacia el futuro lo marcas tú, independientemente de tu pasado. Solo tu puedes decidir qué vas a hacer y no deberías permitir ni por un momento que tu pasado te limite. Cada día tenemos la oportunidad de empezar de nuevo. Si has perdido muchas no te machaques castigándote por ello, piensa que te quedan otras muchas oportunidades todavía. Afronta tu futuro, porque tu futuro puede ser maravilloso.

Pasar página implica estar dispuesto, a aceptar, por ejemplo, que te has equivocado. Empezar de nuevo implica no estar condicionado. Saber ver con ojos nuevos lo que está por venir. Piensa en los niños, ellos están llenos de ilusión y todo es nuevo para ellos, si consiguieras enfrentarte a tu vida con ese pensamiento las cosas seguro que te irían mucho mejor. Otra cosa que no debes hacer es predisponerte para nada. No sabes lo que va a pasar por tanto no pierdas tiempo pensando cómo actuarías si las cosas fueran de tal o de cual manera. Ni para bien ni para mal. Vive el momento y enfréntate a lo que te ocurre cada día, vivir el presente es vivir de manera consciente.

Vivir en el pasado o en el futuro implica gastar mucha energía en cosas que no están a nuestro alcance, el pasado jamás volverá y no podrás cambiarlo, hagas lo que hagas y te pongas como te pongas. Lo que si que puedes cambiar es tu futuro. Y solo te espera un gran futuro si lo afrontas con ilusión. Otro punto muy importante es aprender a perdonarte. Sobre esto hablaremos la próxima semana. No te pierdas nuestro artículo diario.

Para pasar página es importante saber gestionar las emociones, que la ira y el resentimiento no te deje permanentemente atascado en un mismo lugar o que la frustración no te impida ver nuevas oportunidades. Aprende a conocerte a ti mismo. Nosce te ipsum.