¿Qué es la geoestrategia? ¿Y la geopolítica? Yo, un simple mortal, un ciudadano de a pie ¿he de preocuparme por los grandes problemas del mundo? Y si la respuesta es afirmativa ¿cómo me formo para conocer todo ello? Bien, en pocas líneas vamos a tratar de solventar estos interrogantes.

Geopolítica
La geopolítica y la geoestrategia precisan de un buen conocimiento geográfico.

La geoestrategia está muy ligada con la geografía, pues el conocimiento del terreno y de sus puntos clave y es esencial y ha sido esencial pero a lo largo de la historia para poder plantear estrategias de tipo económico o militar. La geopolítica agrupa conocimientos de geografía física, pero también humana y su influencia en la política y las relaciones internacionales.

En un artículo anterior hablamos del arte de la guerra y de los principales estrategas que escribieron manuales con el objetivo de plasmar las mejores acciones a realizar para conseguir la victoria en una batalla. Sin embargo, la geoestrategia y la geopolítica van mucho más allá porque plantean una estrategia a nivel mundial y que en ocasiones poco tiene que ver con la guerra, que sería el último recurso. Aunque todos estos conocimientos se han ido desarrollando a lo largo de la historia, su denominación y máximo desarrollo son del último siglo. Los grandes imperios siempre han tenido en cuenta los puntos clave geográficos, así por ejemplo Roma conocía bien la importancia de Sagunto, el Imperio Español no dudaba en defender las Islas Canarias o la isla de Malta como lugares estratégicos desde donde impulsar el comercio de las Indias por un lado o la defensa del Mediterráneo frente al turco en el caso de la pequeña pero importante la isla de Malta.

Podríamos poner muchos ejemplos de los diferentes imperios o grandes Estados y de los puntos clave por los cuales luchan. Por ejemplo, hoy en día siguen siendo de gran importancia estratégica lugares como el estrecho de Bering, las Islas Malvinas, el cabo de Buena Esperanza, la isla de Cuba o la de Hawái, el estrecho de Gibraltar y así una gran lista que podríamos continuar.

Así pues, los ingredientes para un buen estratega pasan por saber geografía, tanto física como humana, economía, política, historia y estar muy al tanto de la actualidad, tanto a nivel local, como nacional e internacional. También las nuevas tecnologías son muy importantes para manejar la información, que es el recurso fundamental para un buen estratega. Hoy en día tenemos medios de los que carecíamos antiguamente, recursos científicos y de marketing que se aplican al conjunto de la población, por ello los medios de comunicación son una excelente herramienta para controlar a un gran conjunto de personas.

Pero si no soy militar ni político ¿porque debería interesarme la geoestrategia o la geopolítica? En primer lugar, para tener una visión real de lo que pasa a nuestro alrededor y lo que sucede en el mundo, pues muchas veces una u otra acción no tienen las causas y consecuencias que nosotros inocentemente pensamos, sino que detrás de ellas hay una serie de razones mucho más complejas. Por otro lado, es necesario conocer algo de geopolítica para evitar nuestra propia esclavitud ¿esclavitud? Pero si yo me considero libre. Bueno, tal vez muchas veces creemos que vivimos libremente eligiendo lo que queremos hacer o lo que queremos pensar, pero muchas veces no es así. Grandes estructuras superiores que dependen de miles de personas se preocupan mucho en procurar su propio beneficio e interés, para ello en multitud de ocasiones nos hacen pensar, creer y actuar de una determinada manera. Las nuevas tecnologías y los medios de comunicación son herramientas esenciales para gobiernos y empresas, y la opinión pública y la demanda de uno u otro producto es fácilmente moldeable. Así pues, por ejemplo, algunas de las estrategias de manipulación mediática son: crear problemas y fingir proponer soluciones, hacer creer a las personas que ser estúpido vulgar e inculto está de moda, anteponer el pensamiento emocional frente al pensamiento crítico haciendo prevalecer los miedos, deseos y comportamientos impulsivos antes que los reflexivos o razonables; o la simple distracción, que desvía la atención del público con información insignificante y evita así que la audiencia se preocupe de los temas importantes.

Pedro Baños
El Coronel Pedro Baños con su último libro de geopolítica.

El coronel de infantería Pedro Baños, ha escrito dos libros fundamentales para conocer las principales estrategias geopolíticas actuales. En sus libros Así se domina el mundo y El dominio mundial, el coronel Baños nos da las principales claves para entender el mundo en que vivimos y adentrarnos en los campos de la geoestrategia y la geopolítica.

Así pues, te animamos a que no te dejes engañar más, a que no vivas dejándote llevar por los acontecimientos que sobrevienen, sino que te adentres y profundices en la realidad que nos rodea para así poder ser más libre y, si tienes la oportunidad, ser partícipe real de la historia que nos ha tocado vivir.

[amazon_link asins=’8434427176,843442925X,1719869200′ template=’ProductCarouselPers’ store=’academiaplay-21′ marketplace=’ES’ link_id=’cf90eb3f-547a-4045-b4da-96841892649e’]