Abogado y destacado activista contra el apartheid, nacido el 18 de julio del año 1918 en la entonces Unión Sudafricana. Llegó a ser presidente de su país entre los años 1994 y 1999, siendo el primero de raza negra en llegar al cargo con el partido Congreso Nacional Africano. Su política de gobierno es recordada y reconocida por deshacer las estructuras institucionales y sociales establecidas por el apartheid, el sistema de segregación racial sudafricano.

Nelson Mandela, apodado Madiba, se ha convertido en uno de los modelos más renombrados a nivel mundial de la lucha contra el racismo y la preocupación por la desigualdad y la pobreza. Tuvo una influencia marxista y dirigió la organización terrorista Umkhonto we Sizwe (La Lanza de la Nación), a pesar de su reconocida política de no violencia.

En 1962 fue arrestado y condenado a prisión perpetua. A pesar de haber estado encarcelado durante 27 años, mantuvo una política de entendimiento y apaciguamiento social, promoviendo la reconciliación nacional integrando el pasado en un presente democrático y multicultural. Mandela murió el 5 de diciembre de 2013 y se organizó un multitudinario acto en el que le rindieron homenaje dirigentes y representantes de la sociedad internacional, a pesar de las diferentes posiciones políticas.

Traemos diez citas para el recuerdo:

1. “La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo.”

2. “Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, su origen o su religión. Las personas deben aprender a odiar, y si pueden aprender a odiar, se les puede enseñar a amar, porque el amor llega más naturalmente al corazón humano que su opuesto.”

3. “Aprendí que la valentía no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre el miedo. El hombre valiente no es el que no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo.”

4. “Si quieres hacer la paz con tu enemigo tienes que trabajar con él. Entonces se convierte en tu compañero.”

5. “Amigos, camaradas y compañeros sudafricanos. Los saludo a todos en nombre de la paz, la democracia y la libertad. Estoy aquí ante ustedes no como un profeta sino como un humilde servidor suyo, la gente. Vuestros incansables y heroicos sacrificios me han permitido estar aquí hoy. Por lo tanto, pongo los años restantes de mi vida en tus manos.”

6. “Nunca, nunca y nunca más será que esta hermosa tierra volverá a experimentar la opresión de unos por otros y sufrirá la indignidad de ser la basura del mundo. ¡Que la libertad reine! ¡El sol nunca se pondrá en tan glorioso logro humano! ¡Dios bendiga a África!”

7. “Por lo tanto, debemos actuar juntos como un pueblo unido, por la reconciliación nacional, para la construcción de la nación, por el nacimiento de un mundo nuevo. Que haya justicia para todos. Que haya paz para todos.”

8. “Hemos triunfado en el esfuerzo de implantar la esperanza en el seno de millones de nuestra gente. Adquirimos el pacto de que construiremos una sociedad en la que todos los sudafricanos, tanto blancos como negros, podrán caminar alto, sin ningún temor en sus corazones, seguros de su derecho inalienable a la dignidad humana —una nación arcoíris en paz consigo misma y el mundo.”

9. “Ha llegado el momento sanar las heridas. El momento de salvar los abismos que nos dividen ha llegado. El tiempo de construir está sobre nosotros.”

10. “La muerte es algo inevitable. Cuando un hombre ha hecho lo que él considera como su deber para con su pueblo y su país, puede descansar en paz. Creo que he hecho ese esfuerzo y que, por lo tanto, dormiré por toda la eternidad”