María Zambrano Alarcón (1904 – 1991) fue una pensadora, filósofa y ensayista española. Su extensa obra, entre el compromiso cívico y el pensamiento poético, no fue reconocida en España hasta el último cuarto del siglo XX, tras un largo exilio. Ya anciana, recibió los dos máximos galardones literarios concedidos en España: el Premio Príncipe de Asturias en 1981, y el Premio Cervantes en 1988.

De joven militó en la Acción Republicana de Azaña. Sus ideas fueron madurando con el tiempo. Era creyente y acabó criticando duramente la persecución del sentimiento católico por parte de la república. Hacia el final de la Guerra civil española, iniciada por el golpe militar del general Francisco Franco, acaba en el exilio. Su prolongado destierro marcará su pensamiento. Fue republicana hasta su muerte y encajó la transición española con esperanza y cierto escepticismo.

La obra de María Zambrano, ignorada durante gran parte de su vida, ha sido reconocida de modo progresivo y adscrita a diferentes grupos, tendencias y generaciones. La propia autora desmintió en su obra y en su correspondencia esa política cultural de bandos, consignas y encasillamientos. Fue una librepensadora reflexiva alejada siempre de los extremos.

Toda idea por buena que parezca, cuando se lleva a la práctica de forma extrema, conduce inexorablemente en el extremismo, cayendo en el pozo de la intolerancia y ahogando a quienes practican esa idea. En definitiva, toda causa llevada al extremo, lleva a la sinrazón, a la intolerancia, a la terquedad y al fanatismo. Las ideologías a menudo convierten las ideas en dogmas y a sus seguidores en fanáticos, los cuales en lugar de ofrecer beneficios, lo único que logran sufrir y causar males.

María Zambrano criticó el racionalismo y el idealismo modernos tendentes al reduccionismo, mas su crítica de esa forma de racionalidad no supone en modo alguno la caída en alguna clase de irracionalismo, pues precisamente les reprocha a los racionalismos de su tiempo su falta de razón, de una razón completa, asimiladora, integradora.

Documental Los sueños del exilio: María Zambrano

María Zambrano compone uno de los retratos más fascinantes y a la vez enigmáticos del panorama intelectual español del pasado siglo XX. Exiliada en más de media docena de países, republicana hasta su muerte y serena como pocas, esta mujer hizo de la razón apegada al instinto y al sentir su arma más valiosa contra la ortodoxia religiosa y filosófica. Un rayo de sol, un mechón de pelo blanco y una maravillosa lección de vida se revela al hablar de María Zambrano.

2 COMENTARIOS