Alexander von Humboldt fue un naturalista alemán nacido en 1769. Realizó numerosos viajes para explorar el mundo y escribió sobre ellos contribuyendo enormemente a la ciencia.

Uno de sus ensayos más importantes es Cosmos: ensayo de una descripción física del mundo, en el cual reconoce al universo como un todo. Humboldt escribió sobre los sistemas planetarios, la vía láctea, el magnetismo terrestre, el movimiento de las plantas, la universalidad de la vida animal, el lenguaje, y muchos otros temas relacionados con la naturaleza.

El explorador alemán describió en el capítulo sobre Paleontología que, a lo largo de la historia de la Tierra, se han ido superponiendo nuevos estratos o capas, y que en ellas se pueden encontrar las huellas de los seres vivos que habitaron el planeta en el momento en que ese estrato se encontraba al descubierto.

Humboldt explicó que, analizando estos seres vivos –o sus restos– uno se puede dar cuenta de su morfología y de cómo uno encaja cómo una ficha de un puzzle en el árbol evolutivo de cada especie.

Gran Cañón
Estratos geológicos en el Gran Cañón.

Estratos geológicos en el Gran Cañón

El autor especificó que, en los estratos más antiguos, los fósiles corresponden a formas de vida más simples (como helechos o corales). En cuanto a animales vertebrados, Humboldt explicó que las formas más antiguas corresponden a peces y las más recientes a mamíferos.

Estos datos nos pueden parecer obvios hoy en día, pero por aquel entonces supusieron un paso muy importante en el área de la zoología y la botánica y, sobre todo, supuso una argumentación sólida para la futura obra de Darwin El origen de las especies y la Teoría de la evolución.

La evolución

La Teoría de la evolución se ha probado una y otra vez (observando la secuencia que existe de organismos más primitivos a organismos más complejos y los patrones de semejanza que existen entre especies) convirtiéndose en una de las teorías científicas con más peso.

El registro fósil nos ha mostrado que la vida en la tierra apareció hace unos 4.65 miles de millones de años en forma de cianobacteria, aunque es posible que antes. Hubo un momento en el que la concentración de oxígeno en la atmósfera aumentó, lo cual desencadenó un paso evolutivo que dio lugar a células más complejas con núcleo y a organismos pluricelulares.

Perisphinctes sp.
Fósil de Perisphinctes sp.

Muchos años después, hace unos 540 millones de años, ocurrió la explosión cámbrica. Este evento, que duró unos 20 millones de años, se caracterizó por la aparición de numerosos filos de seres vivos. Es decir, muchas especies se diversificaron originando otras nuevas. Aparecieron entonces los moluscos y los artrópodos, entre otros.
En cuanto a los seres humanos, el registro fósil muestra el mismo patrón: de formas más simples a formas más complejas.

Si quieres saber más sobre el nacimiento de la Teoría de la evolución, aquí puedes encontrar más información.