Existen nociones que se han establecido de manera acérrima en en las concepciones históricas españolas. Entre ellas destacan la idea de que Al Andalus era una sociedad plural y esplendorosa cuya decadencia estuvo marcada por la conquista cristiana, la idea de que el descubrimiento de América fue un episodio exclusiva y extremadamente sanguinario o la idea de que la Ilustración no tuvo ninguna repercusión en España. Todo lo cual conforma una visión de España como el resultado de una tradición fanática, intransigente y fracasada.

En esta ocasión dialogamos con Pedro Insua sobre su reciente y formidable libro 1492. España contra sus fantasmas, en el cual pone en cuestión los distintos tópicos que se han instaurado al respecto de forma infundada. De esta publicación destaca tanto el rigor histórico como la finura y exactitud conceptual, así como la mesura y el ajuste a la verdad.

El libro aborda los “fantasmas” instalados en el imaginario español, para, sin omitir ni exagerar nada, revertir cada uno de estos fenómenos históricos asociados a España, y que figuran en la historiografía completamente desquiciados a través de su versión negrolegendaria.