El armisticio del 22 de junio de 1940 fue el acuerdo de paz entre el Tercer Reich alemán y los representantes del gobierno francés de Philippe Pétain durante la Segunda Guerra Mundial. Fue firmado en Rethondes, en el Vagón del Armisticio, famoso debido a que en este mismo vagón de tren se había firmado el primer armisticio entre el Imperio Alemán y Los Aliados el 11 de noviembre de 1918 para dar fin a la Primera Guerra Mundial.

Armisticio
De izquierda a derecha: Joachim von Ribbentrop, Wilhelm Keitel, Hermann Göring, Rudolf Hess, Adolf Hitler y Walther von Brauchitsch delante del vagón de Compiègne, conocido como el vagón del Armisticio.

La Pierre , iniciada el 10 de mayo de 1940, había demostrado el poder de la Alemania Nazi e hizo notar las debilidades de los ejércitos franceses y británicos. Esto se debió a que Francia y Gran Bretaña seguían utilizando estrategias de guerra anticuadas y poco efectivas.

Tras conocerse la caída de París, varios líderes políticos franceses abogaron para pedir de inmediato un armisticio a Hitler y romper la alianza con Gran Bretaña. El avance aliado tras el desembarco de Normandía permitió, desde junio de 1944, restablecer la soberanía francesa sobre su territorio nacional y poner fin al régimen colaboracionista de Pétain. Para entender por qué se firmó este armisticio en un vagón de tren, en un lugar específico dentro del bosque Compiègne en Francia, debemos conocer la historia del Armisticio del 11 de noviembre de 1918, que puso fin a la Primera Guerra Mundial.

Las duras sanciones impuestas a Alemania (ratificadas más adelante en el Tratado de Versalles, que realmente dio fin a la guerra) generaron gran descontento entre la población, sirviendo de argumento a los movimientos nacionalistas y a Hitler. Hitler había estado obsesionado con la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial, y una vez la Alemania Nazi logró invadir Francia de una forma efectiva, quiso emular todas las condiciones que se dieron aquel 11 de noviembre, para que Francia firmara su rendición y abriera su camino hacia París.

El general Charles de Gaulle reprochó desde entonces a Philippe Pétain y, sobre todo, al general Maxime Weygand, los principios mismos del armisticio, porque prácticamente entregaba Francia al Tercer Reich. La posterior discusión generada en Francia se refería a la posibilidad real de que el gobierno francés pudiese escapar a sus territorios coloniales de la Argelia francesa o al Protectorado Francés de Marruecos y, desde allí, continuar la guerra contra Alemania. Otros consideraban que, al ser totalmente dominada la metrópoli, el Imperio colonial francés debía seguir el mismo rumbo y acatar al nuevo gobierno basado en Vichy. Ciertamente, algunos jefes militares franceses acuartelados en las colonias postulaban aún que “el Imperio puede salvar a Francia”, pero prontamente cambiaron de actitud y aceptaron el Armisticio bajo la autoridad de Philippe Pétain.

Un grupo de 80 senadores franceses se opusieron al proyecto de Laval para firmar un armisticio con los nazis, pero eran una minoría que perdía credibilidad ante la evidente derrota de los aliados en la Batalla de Francia. La evacuación británica hace más difícil sostener la idea de una resistencia a ultranza, y el ejército francés no se hallaba en condiciones de detener a la Wehrmacht. La posibilidad lanzada por Reynaud de retirar el gobierno a Argelia y combatir desde allí a los nazis es completamente rechazada. El 17 de junio, la Cámara de Diputados y el Senado aceptaban cesar sus funciones y transferir toda la autoridad a Pétain y a Laval, mientras en la tarde de ese mismo día el general de brigada Charles de Gaulle, viceministro de Defensa, huyó al Reino Unido para manifestar su rechazo a la paz por separado con Alemania. El nuevo Gobierno estableció desde el inicio una política colaboracionista con el régimen nazi, celebrando primero el armisticio del 22 de junio de 1940, por el cual Francia capitula ante el III Reich, dejando solo al Reino Unido y sus dominios como únicos países enemigos de la Alemania Nazi.

Hitler y Philippe Petain
Hitler y Philippe Petain en Montoire.

Como consecuencia del armisticio, el ejército alemán ocupaba el norte de Francia, incluyendo París, y toda la costa atlántica de Francia. Abarcaba casi el 60% del territorio metropolitano de Francia, y el poder efectivo yacía en la jefatura de la Wehrmacht, aunque el Tercer Reich reconocía formalmente la autoridad de Pétain sobre todo el territorio francés.

No obstante, de inmediato, Hitler procede a establecer un régimen administrativo puramente alemán sobre las regiones de Alsacia y Lorena, anexándolas en la práctica al Reich. Estableció la germanización de ambos territorios y expulsó a los habitantes que deseaban conservar la nacionalidad francesa. En el resto del país se estableció la autoridad teórica del gobierno de Pétain, aunque, en la práctica, las tropas alemanas se mantuvieron en las posiciones ocupadas al 22 de junio de 1940 y la Wehrmacht se constituyó como autoridad máxima en la Zona Ocupada. Además, la región Nord-Pas-de-Calais pasará a estar dirigida por el gobierno militar alemán de Bruselas.

Vichy es una de las 4 sub-prefecturas del departamento de Allier. Se situaba en el centro de Francia, al norte de la región de Auvernia y en el corazón de la antigua “provincia de Bourbonnais” (lugar de origen de los Borbones), y a 55 km de Clermont-Ferrand, capital de la región. Se trataba ya entonces de una pequeña ciudad turística cuyas fuentes termales eran muy visitadas, y con una gran cantidad de hoteles y casas de veraneo, así como con líneas telefónicas y telegráficas que la conectaban fácilmente con el resto de Francia. Por estas características, en el verano de 1940, Laval eligió Vichy como sede temporal para el nuevo gobierno, en tanto Burdeos era un puerto sobre el Océano Atlántico que quedaría sujeto a administración directa de la Wehrmacht, mientras que Lyon (la otra gran ciudad de la zona libre) era una sede tradicional de los socialistas franceses; los grandes hoteles de Vichy fueron requisados para albergar entidades administrativas del nuevo régimen.

Para mantener la apariencia de un gobierno “autónomo” Laval decidió instalar la sede administrativa del gobierno colaboracionista en alguna gran urbe de la Francia no ocupada, pero ello no fue posible por cuestiones de seguridad y por presión alemana, de modo que con el paso de los meses se determinó tácitamente que Vichy constituía la sede del gobierno en la práctica, aunque nunca fue declarada oficialmente como “capital”. Inmediatamente, el régimen impuso una serie de políticas de inspiración fascista, persiguiendo a la masonería y repudiando públicamente la alianza con el Reino Unido y la democracia parlamentaria de la III República Francesa.

El 10 de julio de 1940 se estableció una nueva estructura del régimen, suspendiendo numerosos artículos de la Constitución de 1875, y cambiando el nombre oficial del país a “Estado Francés” (État Français) para evitar la denominación de “República”. Pétain fue proclamado “jefe del Estado Francés” y Laval ocupó el cargo de Presidente del Consejo de Ministros.

Estado francés
Cartel francés del gobierno de Vichy, 1943.

Vichy perdió la poca autonomía de la que disponía después de que la “zona no ocupada” fuera invadida por tropas alemanas e italianas el 11 de noviembre de 1942, con lo cual las tropas de la Wehrmacht implantaron su control directo sobre todo el territorio francés y desplazaron del mando a la administración civil francesa, si bien se mantuvo a ésta (y al gobierno de Pétain) para mantener la ficción de una Francia independiente y porque, para los intereses nazis, convenía que la administración siguiera en manos de franceses colaboradores de Alemania, debido a los elevados costos humanos y materiales de instalar una burocracia puramente alemana.

Tras noviembre de 1942, la seguridad interna y la policía en toda Francia quedaron completamente bajo mando de la Gestapo nazi, borrando toda la poca independencia que aún podía exhibir el régimen de Pétain. Durante todo 1943, el gobierno liderado por Laval reforzó la subordinación de Francia a la Alemania nazi, mientras las actividades de la Resistencia francesa se extendían por ciudades y campos. Esto motivó a que el gobierno de Vichy auspiciara con gran energía a la Milicia Francesa como fuerza paramilitar destinada a apoyar la represión alemana contra la Resistencia.

A lo largo de 1943, Laval también reforzó la presencia de los antiguos fascistas franceses en la administración, dejando de lado a la burocracia heredada de la Tercera República. Las dificultades económicas se agudizaron: escasez de alimentos, empobrecimiento generalizado de la población, inflación, y un floreciente mercado negro.

En marzo de 1944 Laval formó un nuevo gabinete ultracolaboracionista, ante el temor de las ofensivas soviéticas y los desembarcos aliados en Italia, pero para entonces la lucha entre los alemanes y la Milicia contra la Resistencia había desbordado todo control.

Simone Ségouin
La resistente Simone Ségouin combate en París en 1944.

El Desembarco de Normandía, en junio de 1944, precipitó la crisis final de la Francia de Vichy, pese a los esfuerzos de Pétain y Laval de salvar parte de su poder, ya dependiente por completo de las tropas alemanas en Francia. Tras las derrotas germanas de julio y agosto de 1944 que culminaron en la Liberación de París el 25 de agosto de 1944, Pétain, Laval, y los demás colaboracionistas fueron sacados de la ciudad de Vichy por los alemanes e instalados como refugiados en Belfort (junto a la frontera suiza). Pero ante el avance aliado, los integrantes del régimen de Vichy fueron confinados hasta el fin de la guerra en la localidad alemana de Sigmaringen, con lo cual el régimen colaboracionista quedó prácticamente extinto. La administración del territorio francés donde aún luchó la Wehrmacht hasta diciembre de 1944 quedó en manos de autoridades militares.

La conclusión de la guerra llevó aparejada la condena a muerte de Pétain. Fue conmutada luego por cadena perpetua por el general Charles de Gaulle, y acabó muriendo preso en la isla de Yeu en 1951. Laval huyó a España, pero fue entregado al gobierno gaullista y fusilado por traición en octubre de 1945.

 

Una historia de Ramsés Daniel Reyes Camacho para el #RetoNormandía.

 

Referencias:

  • Rudin, Armistice, 1918 (1967) pp. 426-7.
  • Toynbee, Arnold (1985). La Europa de Hitler. Madrid: SARPE.
  • Shirer, William (1976). Rise and fall of the Third Reich. London: Pan Books.
  • Wikipedia, https://es.m.wikipedia.org/wiki/Armisticio_del_22_de_junio_de_1940
  • Efemérides, http://www.efemeridespedrobeltran.com/es/eventos/junio/paris.-hoy-14-de-junio-de-1940-paris-se-rinde-a-los-nazis