1. Memoirs of a Geisha

La diseñadora Colleen Atwood pasó un largo periodo investigando la cultura de la época para recrear los vestuarios del film, hecho que se vería recompensado al recibir el Oscar. Viajó a Kyoto y buscó en los archivos del Instituto de la moda de Tokio. Todo ello para que, junto con su equipo de diseño, pudiera llevar a cabo un número final de 250 kimonos. Sin embargo, no hubo suficiente con ellos para vestir a todos los actores, por lo que aquellos kimonos lucidos por los personajes secundarios fueron alquilados e incluso, comprados a través de ebay.

2. A Nightmare on Elm Street

No cabe duda de que el cine es uno de nuestros mayores referentes en cuanto a moda. De hecho parece existir una relación de reciprocidad en la influencia que se ejerce entre el mundo de las narraciones cinematográficas y la moda de la calle. En el caso de A Nightmare on Elm Street, nos encontramos con un conocidísimo Freddy Krueger, responsable de atemorizar a toda una generación en la década de los 80. El vestuario de este personaje del cine de terror es uno de los más representados por el público cuando de disfraces se trata. Su jersey a rayas rojas y verdes se ha convertido en un símbolo en las noches de Halloween.

3. Back to the future II

Para el diseño del vestuario de Back to the future II se descartó a Larry Paull, quien se había encargado previamente de crear la vestimenta de la primera parte del film. La razón que condujo a esta decisión fue que Paull había sido nominado para un Óscar por sus diseños para la película Blade Runner. Robert Zemeckis, director de Regreso al futuro, temió que repitiese la estética oscura que había llevado al estrellato al diseñador.

4. Gladiator

El vestuario de Gladiator fue ideado y diseñado por Janty Yate, quien recibió el Óscar por este laborioso trabajo en el año 2000. La diseñadora, acostumbrada a trabajar elaborando vestuario de época, cuenta que llevar a cabo una producción realista implica un trabajo previo de investigación de gran envergadura. Siempre son asesorados por historiadores mientras llevan a cabo esta tarea. Janty Yate explica que, si bien encontrar la información necesaria para recrear la vestimenta de Gladiator no fue del todo tarea difícil, si lo fue cuando tuvo que llevar a cabo la de El reino de los cielos, también de Ridley Scott y ambientada en la Edad Media.

5. Matrix

Matrix es, a nivel vestuario, uno de los máximos referentes del cine. Kym Barret fue la encargada de llevar a la realidad todo el proyecto que los hermanos Wachowski habían creado en su imaginario. Uno de los aspectos fundamentales del look de los protagonistas son las gafas. Durante el pre-proyecto, muchas fueron las empresas que pretendieron conseguir un product placement en el film. Blinde fue la empresa que se encargó finalmente del diseño de las gafas, dejando a un lado las propuestas de marcas como Ray-Ban o Arnette.

6. The Fifth Element

Para la película de Luc Besson se contó con un diseñador de gran relevancia y repercusión internacional: Jean Paul Gaultier. El conocido enfant terrible ideó el vestuario de todos y cada uno de los papeles que intervenían en la narración, dando un total de 954 trajes. Habitualmente, cuando observamos películas cuya temática es futurista, la ambientación y, por supuesto, la vestimenta, tiende a resultar oscura y opaca. Gaultier supo emplear el color y la claridad en los trajes, así como una mezcla de texturas de lo más variopinta, dando lugar a una de esas películas de culto para cualquiera que suela prestar atención al diseño de vestuario.

7. My fair lady

El responsable que hay tras el diseño de la vestimenta que emplearía Audrey Hepburn fue Cecil Beaton, premiado con un Oscar por este trabajo. Él llevó a cabo la perfecta reconstrucción de la opulencia de la época, convirtiendo la escenografía y vestimenta del film en puro arte. Se cuenta que Beaton, para lograr que cada detalle fuese exactamente como él lo había ideado, tuvo que recorrer mercados, museos; e incluso pedir prestado algún detalle en casa de alguno de sus amigos. En la película, cuando Hepburn llega a casa del profesor Higgins, lleva un abrigo de terciopelo que el equipo tuvo que desteñir hasta seis veces para alcanzar el efecto deseado por Beaton.

8. Kill Bill

Kill Bill es, sin lugar a dudas, una de las películas con más guiños a otras manifestaciones cinematográficas. Algo muy propio de Tarantino. La vestimenta del reparto, curiosa y célebre donde las haya, supone una parte imprescindible de la caracterización de La Novia. Las zapatillas de Uma Thurman, unas Onitsuka Tiger Mexico 66 en color amarillo, llevan escrito en la suela “Fuck you”. Otra de las referencias que podemos hallar en la película es en relación al vestuario de Uma con el traje amarillo que le acompaña durante buena parte del film. Se trata de un homenaje al que empleó Bruce Lee en “The Chinese Connection”.

9. A Clockwork Orange

Ocurre en múltiples ocasiones que la escenografía y vestimenta del cine acaba inspirando las colecciones de los más prestigiosos diseñadores. Es el caso del vestuario de la película de Stanley Kubrick y su posterior influencia en el diseñador Jean Paul Gaultier. Durante su colección Otoño-Invierno  2008-2009, Gaultier emplea prendas icónicas como el sombrero redondo, los tirantes, y los pantalones de pinza y tiro alto. En sintonía con La naranja mecánica, el diseñador coloca a los modelos un paraguas negro que nos evoca de nuevo al vestuario de la película.

10. Marie Antoinette

Se trata de otro de los films galardonado con el Oscar al mejor vestuario. Se cuenta que, durante el período de pre-producción del film, Sofia Coppola se puso en contacto con la diseñadora de vestuario, Milena Canonero, para hacerle llegar un paquete. En él había guardado una caja llena de macarons de Ladurée. Los dulces, repletos de colores suaves y en tono pastel, debían servir de guía a Canonero para la paleta de color del vestuario de María Antonieta.

 

2 COMENTARIOS