Hoy el Che Guevara es lo más parecido a un santo para cierta izquierda, y, como tal, muchos se encomiendan a él asistidos por la nutrida imaginería guevarista que ha ido apareciendo desde su muerte. El hecho es que cuando murió Ernesto Guevara de la Serna ya era famoso. Y eso que se fue joven de este mundo, con sólo 39 años, seis más que Jesucristo y 12 más que Jim Morrison y el resto del club de los 27. Sin hilar tan fino, hizo bueno aquello tan sesentero de “vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver”.

Aquí el canal de Díaz Villanueva. Muy recomendable: https://www.youtube.com/user/diazvill…

¡Suscríbete a nuestro canal de YouTube y disfruta de una experiencia de aprendizaje épica!

[amazon_link asins=’1549670956,8496840298,8415122470′ template=’ProductCarouselPers’ store=’academiaplay-21′ marketplace=’ES’ link_id=’4838aab2-3c29-43fc-98c6-7ebf8430fae5′]