¿Libertador u opresor?

Amado por muchos y odiado por otros tantos. ¿Héroe y libertador de cuba o villano y opresor de la isla caribeña? Fidel Castro es sin duda alguna un personaje fundamental del siglo XX y parte del XXI. Castro es considerado como uno de los principales iconos de los movimientos revolucionarios y guerrilleros, no solo a nivel americano sino a nivel mundial.

Durante 50 años el líder cubano gobernó en la isla de manera continúa. Tras varios intentos de toma del poder en la década de los 50, será en 1959 cuando la revolución obtenga el gobierno de Cuba. Para entender mejor la revolución debemos retrotraernos hasta 1953, año fundamental para Castro y sus correligionarios. El 26 de julio del 53 se produce el fallido asalto al Cuartel de Moncada en Santiago de Cuba. Este intento de toma del poder será frenado por las tropas gubernativas de Fulgencio Batista y muchos de los guerrilleros castristas serán detenidos y enjuiciados o directamente ejecutados. Es en este juicio cuando Castro realiza uno de los alegatos más famosos de todos los tiempos, conocido como “La Historia me Absolverá”. Pese a que de poco le sirviera el alegato ante el tribunal, ya que fue encarcelado, éste correrá como la pólvora por toda Cuba elevando a Fidel y a sus guerrilleros a Héroes del Pueblo. Es la propia Iglesia Católica cubana la que intercede por Castro para evitar penas y castigos mayores. Parece irónico que un movimiento de carácter revolucionario de izquierdas fuera ayudado por la alta jerarquía de la Iglesia. En 1955 es indultado y marcha al exilio a México, este capítulo es fundamental en la historia de Fidel, ya que es aquí cuando conoce a Ernesto Guevara conocido mundialmente como el “Che”.

THE BARBUDOS! Ilustración de David Gau. De izquierda a derecha: Camilo Cienfuegos, Fidel Castro y Ernesto “Che” Guevara.

El exilio será corto, en 1956 vuelve a la isla para iniciar así la Revolución Cubana de la mano de su hermano Raúl Castro, el Che,  Camilo Cienfuegos o Almeida entre otros. La Sierra Maestra juega un papel fundamental dentro de la lucha armada, el control de esta sierra fue fundamental, ya que en ella se forjó verdaderamente el carácter de la revolución. Tras casi 3 años de lucha, el 1 de enero de 1959 es derrocada la dictadura de Batista. Aquí hay que realizar varias aclaraciones para comprender bien este momento. Todavía no es un movimiento de carácter marxista abiertamente declarado, es decir era una revolución de izquierdas pero no marxista. Por otro lado pese a que gran parte de la población cree que Fidel se instauró en el poder esto no ocurrió así, durante los primeros pasos del gobierno revolucionario cubano el líder guerrillero permanecerá centrado en el mando de las fuerzas armadas.

Nada más llegar al poder comienza una etapa de depuraciones hacia los antiguos miembros del gobierno de Batista. Se calcula que más de 500 personas fueron sentenciadas y ejecutadas. Aquí se hace especial hincapié en el discurso de Ernesto Guevara de 1964 ante la ONU, donde reconoce los fusilamientos y mantiene que van a seguir en esa línea. Este es uno de los capítulos negros de la historia reciente de Cuba.

“Nosotros tenemos que decir aquí lo que es una verdad conocida, que la hemos expresado siempre ante el mundo: fusilamientos, sí, hemos fusilado, fusilamos y seguiremos fusilando.” Che Guevara

Discurso del Che en la ONU.

Desde el inicio de la contienda los Estados Unidos se muestran contrarios a Castro y la Revolución. Las tiranteces entre ambos gobiernos son constantes, hasta tal punto de iniciarse un bloqueo y un embargo comercial contra la isla, un intento de toma del poder con el desembarco de Bahía de Cochinos o numerosos intentos de asesinato contra Fidel Castro. Por su parte, el gobierno de Cuba no se amilanó y comenzó una serie de medidas como son las expropiaciones de las empresas estadounidenses que recaían en manos del gobierno, o el acercamiento a la URSS, con la posterior crisis de los misiles. Esta política de odio entre los dos países es una de los principales agentes de la Guerra Fría.

El enfrentamiento entre Cuba y EE.UU ha llegado hasta nuestros días. Una muestra de esto es una carta de Fidel en 2015 en la que dice “No confío en la política de EE.UU”. Esta lucha viene dada por diferentes cuestiones como son el miedo de los Estados Unidos a que se propagase por el continente americano y por dentro de sus fronteras el ideario marxista y revolucionario. Por otro lado debido a la repulsa por parte de Cuba hacia el imperialismo de EE.UU, el propio Castro nombra muchas veces a los Estados Unidos como el Imperio.

Tras la sombra de Castro se encuentran muchas y muy variadas acusaciones. Destacan teorías como las de que mandó asesinar a Cienfuegos o Guevara. Estas teorías están más cercanas a cuestiones conspiranoicas y difíciles de demostrar.

Fidel Castro, ilustración de Ali Doğan Arslan.

Debido a la caída del bloque soviético la isla caribeña sufrió un enorme varapalo económico. Cuba perdía así su principal cliente y su principal abastecedor de materias. En cuestión económica hay que citar a la piedra angular de la economía cubana, el azúcar. Tal es la importancia del azúcar para la hacienda cubana que se llegó a crear un ministerio encargado únicamente de este producto. Éste suponía su principal fuente de ingresos y su principal comprador era la URSS. El desmembramiento soviético en los 90 hundió al erario cubano. El colapso de la Unión Soviética no sólo supuso la caída económica del castrismo, sino que también con esto Cuba perdía su principal apoyo internacional quedándose así huérfana en política internacional.

El Castrismo y Cuba aún perviven en la actualidad asentados en la ideas de la revolución, pero sí que es cierto que a lo largo de su casi 60 años de existencia muchas cosas han cambiado. Lentamente la apertura del gobierno ha ido permitiendo la entrada de diferentes cuestiones como son la libertad religiosa o una mayor apertura política. Este es posiblemente el punto más candente del Castrismo. Aquí se encuentran enfrentadas diferentes ópticas. Por un lado se encuentran los partidarios del ideario revolucionario y más cercano al pensamiento de éstos, los cuales argumentan que bajo el gobierno de Castro la isla ha mejorado en sanidad, educación o calidad de vida entre otras cosas. Por otro lado se encuentran los contrarios al gobierno de la revolución. éstos mantienen que es un régimen dictatorial de partido único represor el cual encarcela a aquellos enfrentados a él. Por lo general la opinión sobre la política de la isla caribeña genera un amplio debate tanto a nivel político, en organizaciones como la ONU, como a nivel individual, diferentes opiniones personales.

Fidel Castro

Una cuestión innegable fue la pervivencia de Fidel en el poder pese a todo tipo de adversidades, tanto para él como para su país. La caída de la Unión Soviética, la crisis de los balseros, su deterioro físico, la precariedad de su país a causa del fuerte embargo político, los constantes intentos de asesinato hacia su persona. Una de las mejores frases que recoge el ánimo y el espíritu de castro es “Patria o muerte, venceremos”. Esta figura política no deja indiferente a nadie, y su ausencia ha dejado un enorme vacío en su país difícil de suplir.

 

Bibliografía

Furiati, C. Fidel Castro: La historia me absolverá. Plaza y Janés.2003:Barcelona

Wilkerson, L. Fidel Castro : de la reforma al “Marxismo – Leninismo”. Editorial Letras. 1969: México D.F.

Menenses. E. Fidel Castro patria y muerte. Ediciones del viento.cop. 2016: A Coruña.