1. Cuando estás en la primera fase de enamoramiento y él/ella es el universo entero para ti. No importan sus defectos.

2. Se acabó la primera fase, la chica se ha largado y te ha dejado más solo que la una. No es rencor, es una nueva actitud hacia la vida.

3. Saliste el domingo, y no debías. Hoy es lunes por la mañana, el despertador suena, y tú solo piensas en…

4. Llevas días con el ánimo decaído; pero de pronto ocurre algo, y por pequeño y banal que pudiera parecer, te arregla el día.

5. Es viernes, estás muy arriba y quieres salir cueste lo que cueste. Pero tu colega tiene trabajo y no encuentras la forma de convencerlo.

6. Lo conseguiste, le convenciste para salir anocheA la mañana siguiente te arrepientes profundamente del esfuerzo que pusiste en convencerlo.

7. Conoces a tu gran amor durante las vacaciones de un verano cualquiera, pero en seguida te enteras de que vive en la otra punta del país.

8. El momento en el que te pones nostálgico recordando a todos aquellos que algún día se cruzaron en tu vida y tuvieron algo que aportarte, o no.

9. Decidiste sobrecargarte de trabajo. Lo que en un principio te encantaba, se va convirtiendo poco a poco en un lastre que no te deja respirar tranquilo.

10. Te sientes agobiado, y pensar demasiado en el problema no te está dando ningún tipo de solución. Deja de darle vueltas durante un momento, y libera lastre.