La historia del rugby español es poco conocida por el público general. Al igual que otros muchos deportes, el rugby entra en España por la influencia de franceses e ingleses. A principios del siglo XX se disputarían los primeros encuentros en suelo español. Por un lado estos encuentros se llevaron a cabo gracias a que gran parte de las minas del sur de Andalucía estaban en manos británicas, esto hizo que la afición de los trabajadores británicos se pasase a los vecinos del lugar. Poco a poco el rugby se fue introduciendo en la sociedad de alrededor de las minas. Esta situación ocurrió exactamente igual que con el Recreativo de Huelva, equipo decano del fútbol español nacido a raíz de las minas inglesas.

Diario AS

Por otro lado, las regiones que compartían frontera con Francia se vieron altamente tocadas por el rugby y todo lo que le rodeaba. Regiones como el País Vasco o Cataluña recibieron el primer impacto del rugby, de ahí que muchos de los equipos de estas zonas sean de los más antiguos del país.

No será hasta 1923 cuando nazca la Federación Española de Rugby (FER). Esta es creada por la incipiente necesidad de establecer y reglar un campeonato español. A lo largo de la década se fueron erigiendo las bases sobre las que se levantaría todo el rugby tanto de clubes como a nivel de selección . En 1927 la selección del XV del León, sobrenombre con el que es conocida España, disputaría su primer enfrentamiento contra Francia, perdiendo por un abultado 6-66. Pasados dos años, España se enfrentaría a Italia en el que es considerado como el primer partido oficial del XV español.

El Confidencial. Partido España contra Uruguay.

Aquí nos debemos parar para hacer mención de la creación de varios clubes en las décadas de 1920, 1930, 1940. En estas tres décadas irían naciendo los principales clubes españoles. Como decano del rugby español se encuentra la Unión Deportiva Santboina, nacida en 1921 y que a lo largo de sus casi 100 años de historia ha logrado levantar en 7 ocasiones la máxima competición liguera española, conocida como División de Honor. En 1931 vería la luz Arquitectura, el equipo más laureado hasta la actualidad. En un inicio, este combinado participaría, como era de esperar, en la competición universitaria, pero en 1964 éste se incorporó a la competición federada, la cual no ha abandonado hasta la actualidad. Pese a haber sido durante décadas uno de los equipos más potentes del rugby nacional y haber contado con grandes leyendas en su plantel, desde el 2006 no cuenta con un equipo al máximo nivel. Por último y no menos importante, en 1943 con la fundación del colegio Mayor Ximénez de Cisneros se creaba el Cisneros. Este club nace gracias a la enorme cercanía entre el Colegio y el campo de Rugby. En la actualidad milita en la máxima competición española y ha logrado proclamarse campeón en varias ocasiones.  A lo largo de estas décadas y las siguientes se fueron creando equipos como el Canoe, el Getxo, La Vila, El Salvador, el VRAC, el CAU o el Hernani entre otros.

Poco a poco, el rugby español fue creciendo y asentándose, quizás no en número de jugadores, pero  sí en la fidelidad tanto de jugadores como de público durante las décadas de los 70, 80 y 90. La creación de una liga potente y consolidada favoreció la expansión del rugby en este tiempo. A su vez, el XV del León se iba introduciendo en el panorama internacional. Pese a que un gran número de jugadores españoles gozaban de una gran calidad, los leones se fueron descolgando del primer nivel para pasar a ser una selección de segunda fila. En 1999 la selección española disputaría su único mundial. Cabe destacar el enfrentamiento entre los Springboks y los Leones. Durante el mundial, el seleccionador sudafricano declaró que no entendía cómo una selección de tan bajo nivel como España podía disputar un mundial. Pese a estas palabras, los Leones granjearon un partido que pasó a la memoria colectiva no por el resultado, sino por la muestra de lucha y honor del XV español.

Marca

Con el paulatino abandono del amateurismo y la llegada de la profesionalización con el cambio de milenio, los clubes españoles se han ido reforzando cada vez con más jugadores extranjeros, lo que ha aumentado el nivel de la División de Honor tanto A como las B. Esta paulatina profesionalización ha sido mucho más lenta en España que en otros países del panorama rugbístico, algo que ha lastrado en gran mediad tanto a los clubes españoles como principalmente a la Selección.

Los últimos años del XV del León se han visto muy marcados por la excesiva nacionalización de jugadores extranjeros, que han sido utilizados para elevar la calidad de rugby nacional. Esto ha sido y es muy criticado por el público, puesto que muchos de esos jugadores no son nacidos ni descendientes de españoles. Independientemente de esta situación, los grandes resultados de los últimos partidos han puesto a España cerca de disputar su segundo mundial en Japón en 2019. Recordemos la enorme dificultad de clasificación para España ya que compite con rivales de primer nivel como Rumanía o Georgia.

El Confidencial. Jaime Nava con el balón en un partido de España frente a Alemania.

De entre todos los jugadores españoles que han disputado la División de Honor y han sido miembros de las filas de los Leones, hay que destacar a Manuel Moriche, también conocido como Manolo Moriche. Jugador que militó en Arquitectura y uno de los principales artífices del gran dominio de este club en la décadas de los 70 y 80. En palabras de Ray Williams, Moriche podía haber sido sin problema el apertura titular de cualquier equipo del 5 Naciones del momento. Esta frase denota la enorme calidad de este jugador . Aquellos que lo vieron jugar destacan su gran técnica y su visión de juego. Estas habilidades le sirvieron para orquestar el juego de  Arquitectura y alzarse en diversas ocasiones con la Liga y la Copa. El juego que desplegaba en el campo de rugby condujo a Manolo Moriche a vestir la camiseta del León en 59 ocasiones, una cifra impresionante para la época. En la actualidad continua ligado a su club de siempre, Arquitectura, y es comentarista de Rugby. Otros jugadores españoles que merecen mención son Albert Malo, Francisco Puertas Soto, Jon Azkargorta, Jaime Gutiérrez Merelles, Feijoo, o Diego Zarzosa entre otros.

2 COMENTARIOS

  1. Me parece bastante sesgada e incompleta esta historia del rugby español. Ignoras deliberadamente los últimos veinticinco años de dominio del rugby vallisoletano, tanto a nivel deportivo como social, los dos llenos históricos en finales de Copa del Rey y la presencia de SM. en el palco de un partido de rugby. Mientras que, paralelamente, concedes una importancia indebida a algunas personas o instituciones madrileñas, de importancia menor, como todo el mundo puede ver. Pero no es sólo Valladolid, ciudad a la que ni siquiera mencionas, es que ignoras deliberadamente también al equipo con más títulos nacionales como es el Fútbol Club Barcelona, nada menos que 16 veces campeón. Por último deberías saber que mucho antes que en Huelva, los deportes modernos ya se jugaban en Valladolid en los reales colegios de Ingleses y Escoceses, en pleno siglo XIX. Saludos.

    • Es una breve historia, no puedo citar todo. Me he centrado en los inicios del rugby y he nombrado brevemente los últimos años. No puedo citar todo ni a todas las instituciones. Tenía pensado hacer una segunda parte ampliando equipos y jugadores. Pese a que es cierto que se jugaba en los colegios ingleses, no solo de Valladolid sino de toda España fue algo meramente ocasional de la que no se tiene ningún registro. ¿Podrías decirme que instituciones y personas madrileñas menores he nombrado?. Un saludo.