Para poder entender la convulsa historia de América latina en el siglo XX, es necesario comprender sus conflictos armados. A lo largo y ancho de todo el continente americano fueron proliferando movimientos insurgentes de izquierdas, catalogados como guerrillas. Debemos entender que la aparición de estos movimientos es una contra respuesta al poder de los diferentes gobiernos de Iberoamérica. No se puede pasar por alto la enorme implicación tanto a favor, por parte de la URSS y China, como en contra, de Estados Unidos, que invirtieron enormes cantidades de dinero y de recursos.

El papel de EE.UU. ya ha sido explicado en el artículo del Plan Cóndor, por lo que simplemente  se va a citar lo que hizo. Mediante el sufragio de grandes cantidades de dinero, apoyó en las décadas de los 70 y 80 a las dictaduras militares/conservadoras, para que éstas esquilmaran las filas tanto de los movimientos más radicales, como de los movimientos más pacíficos de la izquierda.

Mural zapatista.

De una manera primigenia la URSS, y China incorporándose después, sufragaron en gran medida los movimientos de carácter revolucionario. La Unión de Republicas Socialistas Soviéticas en un principio llevó todo el peso de este derroche de medios económicos y materiales, ayudando no sólo las guerrillas, sino también a los partidos más moderados de corte socialista. Con ésto, la Unión Soviética buscaba implantar en América Latina el ideario comunista y también desestabilizar los intereses económicos neo-coloniales estadounidenses, que tenía repartidos al sur de sus fronteras. En la década de los 60 se produce una partición del mundo marxista, representado por la URSS en un lado y China en el otro. Pekín se presentaba como nueva alternativa al férreo dominio que había ostentado el buró de Moscú décadas atrás. Esta fragmentación se produce con el nuevo rumbo tomado por la URSS, tras la muerte de Stalin y el ascenso al poder de Nikkita Kruschev. El nuevo presidente de la Unión Soviética buscó una nueva política más proclive hacia el entendimiento con el bloque capitalista, abandonando la posición tan enconada de su predecesor. Esta decisión no es vista como buenos ojos por parte de la China de Mao, la cual cree que el abandono de las armas y el acercamiento al bloque Occidental es un verdadero error. Esta situación también va a afectar a los diferentes movimientos marxistas de América, los cuales se irán posicionando de un lado u otro. Esto da como resultado que aquellos que se apoyen en el maoísmo reciban ayuda de China, mientras que los favorables a la Unión Soviética serán surtidos por esta. Es importante recalcar que no todos los movimientos guerrilleros fueron apoyados por este sistema de ayudas.

Se entiende como guerrilla un grupo armado, que utilizando las armas trata de imponer un pensamiento determinado. En ningún momento el artículo realiza ninguna comparativa entre los diferentes grupos que se explican más adelante. Por otra parte tampoco se pretende juzgar ninguno de los actos realizados por estos movimientos y mucho menos avalarlos o mostrarles ningún tipo de apoyo.

Estas son algunas de esas guerrillas:

1. Partido Comunista Sendero Luminoso

Fragmento superior de un cartel de Sendero Luminoso. Debajo está escrito “¡Elecciones, no! ¡Guerra popular, sí! ¡Abajo el cretinismo parlamentario!”.

Partido de ideología marxista maoísta, fundado por Abimael Guzmán, conocido por el seudónimo de “presidente Gonzalo”, en Perú en 1969. Sendero nace de la escisión del Partido Comunista Peruano tras la fractura del mundo marxista anteriormente citada. Las figuras de Mao y Mariátegui juegan un papel fundamental en la ideología de Sendero.

Sendero Luminoso comenzará su política de violencia en 1980, iniciando así una autentica etapa de terror que no tiene parangón.  El enfrentamiento entre la formación del Presidente Gonzalo y el gobierno de Perú se puede llegara a calificar como una autentica guerra civil. Aún hoy en día es difícil determinar el número de víctimas totales, aunque se cree que la cifra se acerca a 77.000 fallecidos.  Tal fue el poder de esta formación que llegó a controlar un tercio de todo el Perú. El culto hacia su líder fue máximo, llegando a presentarlo como un líder mesiánico. En 1992 es detenida toda la cúpula mandataria del partido, lo cual supondrá un enorme varapalo para Sendero Luminoso. Pese al encarcelamiento de Abimael Guzmán y la pérdida de poder sobre el territorio y la población, Sendero Luminoso continúa actuando en la actualidad.

 

2. Ejercito Zapatista de Liberación Nacional

Subcomandante Marcos

Surgido en 1994 en la región mexicana de Chiapas. El gran baluarte de este movimiento durante años fue el Subcomandante Marcos, un enigmático guerrillero oculto tras un pasamontañas negro, pertrechado enteramente de guerrillero y fumando en pipa. La icónica imagen del Subcomandante ayudo en gran medida a dar a conocer al movimiento Zapatista. Surge en la década de los 90 como forma de lucha contra el liberalismo mexicano, el cual se había integrado en el acuerdo NAFTA (Tratado de libre comercio de América del Norte).

El EZLN fusiona en su ideario político el marxismo-leninismo, con todo lo que acarrea esto, junto con la defensa del indigenismo, es decir lucha por la población autóctona de México y los derechos de estos. En la actualidad han abandonado las armas para llegar al poder a través de las urnas. Pese a haber perdido paulatinamente peso en todo el país, los zapatistas continúan teniendo un amplio apoyo en Chiapas.

 

3. Frente Sandinista de Liberación Nacional

Sandino, pintado por Fernando T. Quintero.

Este partido nicaragüense surgió en 1961 y ha llegado hasta la actualidad, llegando a tomar el poder político en varias ocasiones. Para entender a este partido hay que comprender la figura de Sandino, esencial en el movimiento revolucionario de Nicaragua. Augusto Nicolás Calderón Sandino, fue un líder revolucionario, el cual lucho contra el dominio de Estados Unidos en Nicaragua. Tal fue el peso de este guerrillero que llevó a que sus ideales fructificaran en la creación del movimiento Sandinista. El ideario del FSLN se integra dentro del socialismo, mezclado con la ideología de Sandino.

Su figura más relevante en la actualidad es Daniel Ortega, actual presidente del país. El FSLN ha llegado al poder en dos ocasiones, llegando a implantar muchas de sus reivindicaciones pasadas.

 

4. Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas

Fotografía de Pedro Antonio Marín Marín cuyo pseudónimo era Manuel Marulanda Vélez, también conocido como “Tirofijo“. Cofundador y comandante en jefe de las FARC.

Las FARC son posiblemente el grupo guerrillero latinoamericano más famoso internacionalmente. Aparece en 1964 como reivindicación social contra las injusticias vividas por gran parte de la población colombiana, por parte de las élites económicas y dirigentes. Se enmarca dentro de la ideología marxista-leninista, mezclando ésta con la ideología bolivariana.

A lo largo de sus más de 50 años de actividad han realizado un gran número de ataques, asolando Colombia. En su momento más culmen llegó a contar con más de 20.000 soldados. Durante los últimos años ha saltado a la palestra mediática que una parte de esos efectivos eran adolescentes y niños de muy corta edad. Su principal área de influencia se encontraba en la selva amazónica.  En 2016 anunciaron que comenzaban las conversaciones paz para el desarme total de la formación.

 

5. Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros

José Mujica

El MLN-T o simplemente Tupamaros fue una guerrilla urbana que actuó en Uruguay entre la década de los 60 y finales de los 80, cuando abandonaron las armas y se integraron dentro del Partido del Frente Amplio.  Muchas eran las ideologías que conformaban a este movimiento, aunque era el marxismo el que llevaba el verdadero peso ideológico de la formación.

Aparece como respuesta a las duras represiones llevadas por los gobiernos uruguayos, especialmente la Dictadura Cívico-Militar, presente en el país desde 1973 hasta 1985. No es un movimiento tan violento como puedan ser los anteriores, pero sí que es cierto que la violencia también estuvo presente en los Tupamaros.

El ex-presidente de Uruguay José Mujica fue uno de los principales participantes del MLN-T.

 

 

Bibliografía

Azcona, JM. Guerrilleros, terroristas y revolución (1959-1988): identidad marxista y violencia política en ETA, Brigadas Rojas, Tupamaros y Montoneros. Cizur Menor.2015: Navarra.

Degregori, C. El surgimiento de Sendero Luminoso: Ayacucho 1969-1979. IEP. 2010: Lima.

Martín Medem, J. Colombia feroz: Del terrorismo de Estado a la negociación con las FARC. Los Libros de la Catarata. 2016: Madrid.

Midence, C. Sandinismo y revolución: resistencia, liberación, justicia y cambio en las luchas de nuestros pueblos. Editorial Universitaria Tutecotzimí. 2016: Managua.

Vanden Berghe, K. Narrativa de la rebelión zapatista: los relatos del subcomandante Marcos. Iberoamericana. 2005: Madrid.

2 COMENTARIOS