Siempre ha sido llamativa la descomunal estatura de muchos jugadores del baloncesto profesional. El tipo de juego que se realiza en este deporte hace que jugadores de ciertas posiciones (como la de pívot) se vean favorecidos por la envergadura y la altura. Si estos deportistas controlan un mínimo de técnica en sus movimientos, entonces se convierten fácilmente en puntos fuertes del equipo tanto a nivel ofensivo como defensivo.

Cualquier aficionado al baloncesto recuerda a Kareem Abdul-Jabbar, el mítico pívot que destacó en los Milwaukee Bucks y deslumbró en Los Angeles Lakers del Showtime. Este jugador tiene el mérito de ser el máximo anotador de la historia de la NBA debido a su combinación perfecta de altura y calidad técnica. Su movimiento característico, el Sky Hook, aprovechaba su estatura y envergadura para realizar un lanzamiento tipo gancho con el brazo estirado, lo cual lo convertía en un tiro casi imposible de taponar por ser inalcanzable para el defensa.

Kareem Abdul-Jabbar y su famoso gancho

A continuación, presentamos la lista de los cuatro jugadores más altos de la historia de la NBA.

1. Gheorghe Mureşan. Con 2,32 metros de altura, este jugador ha sido el más alto en jugar en la NBA. Su tamaño se debe a una enfermedad rara y crónica llamada acromegalia que es provocada por la secreción excesiva de la hormona del crecimiento debido a un desorden de la glándula pituitaria o hipófisis. A diferencia del gigantismo, esta enfermedad surge ya en la edad adulta.

Nació en un municipio del noroeste de Rumania, pasó por la liga francesa y llegó a jugar seis temporadas en la NBA. Los Washington Bullets lo eligieron en el año 1993 y en 1998 jugó en los New Jersey Nets. En total jugó 307 partidos, promediando 9,8 puntos por encuentro, 6,4 rebotes y 1,5 tapones.

Gheorghe Mureşan

2. Manute Bol. También con 2,32 metros de altura, ostenta el segundo lugar tan sólo por escasos milímetros de diferencia con Mureşan. Tan destacada como su altura fue su delgadez. Era un jugador alto, pero de escasa corpulencia. No obstante, tuvo una carrera más sólida que la de Mureşan y su talla no era patológica.

Jugó 624 partidos en formado parte de equipos como Washington Bullets, Golden State Warriors, Philadelphia 76ers o Miami Heat. Nació en Sudán y perteneció a la tribu de los dinka. Por este motivo le apodaron The Dinka Dunker. Desde su primer año ya despuntó su capacidad taponadora. Finalmente se tuvo que retirar porque la artritis no le permitía mantener el nivel de rendimiento de la competición profesional. En su carrera promedió 2,6 puntos por partido, 4,2 rebotes y 3,3 tapones. Hizo más tapones que puntos en su tiempo como jugador.

Llegó a firmar contratos millonarios tanto con equipos como con empresas, y alcanzó gran popularidad. En su vida compró muchos coches de lujo y diversas casas en Estados Unidos y África. Finalmente, gastó la fortuna que hizo en la NBA y se arruinó. En sus últimos años destacó por su activismo y la forma en que luchó para ayudar a la gente su país, luchando contra las hambrunas, las epidemias, las injusticias sociales y la guerra. Sus últimos años entre accidentes y enfermedades fueron un tanto trágicos.

Manute Bol y Muggsy Bogues

3. Shawn Bradley. Con 2,29 metros de altura, este jugador nació en Alemania Occidental. Jugó doce temporadas en la NBA en los Philadelphia 76ers, en los New Jersey Nets y en los Dallas Mavericks. Es uno de los máximos taponadores de la historia de la liga. Destacó su faceta defensiva y fue un jugador más bien lento.

Llegó a jugar 832 partidos en los que promedió 8,1 puntos, 6,3 rebotes y 2,5 tapones por partido. Como curiosidad, Shawn Bradley es uno de los jugadores que aparecen en la película Space Jam junto a Larry Johnson, Charles Barkley, Patrick Ewing, Muggsy Bogues y Michael Jordan.

Shawn Bradley

4. Yao Ming. Con 2,29 metros de altura, jugó ocho temporadas en la NBA con el mismo equipo: los Houston Rockets. Su carrera deportiva empezó en los Shanghai Sharks con los que ganó el campeonato de la Asociación China de Baloncesto. Nació en Shanghái y se presentó al Draft de 2002.

Jugó un total de 481 partidos promediando 19,1 puntos, 9,3 rebotes y 1,9 tapones por partido. Fue elegido para jugar en el All-Star en siete ocasiones, en el 2016 fue incluido en el Basketball Hall of Fame y los Houston Rockets le homenajearon con la retirada de su camiseta. Yao Ming fue el abanderado de los Juegos Olímpicos de Pekín de 2008 y portó la Antorcha Olímpica.

Yao Ming

El jugador más pequeño:

Muggsy Bogues. Ya hemos hablado de él, pues participó en la película Space Jam. Con 1,60 metros de altura y 64 kilos de peso, es el jugador más pequeño en la historia de la NBA. Jugó catorce temporadas en Washington Bullets, Charlotte Hornets, Golden State Warriors y Toronto Raptors. Bogues coincidió con Manute Bol en el mismo equipo. El contraste de la altura de estos jugadores causó gran impresión y se hizo popular.

Michael Jordan y Muggsy Bogues