Considerado como uno de los mejores generales del ejército romano, Marco Ulpio Trajano obtuvo el trono imperial entre los años 98-117 d.C. Era la primera vez que un ciudadano de provincias, concretamente de la Bética (Hispania), conseguía llegar a lo más alto del escalafón. Durante su mandato, el poderoso Imperio romano vivió su última gran expansión, marcada por una época de estabilidad y de audaces conquistas. En este artículo te ofrecemos 15 datos curiosos sobre este personaje histórico.

Busto del emperador Trajano. Fuente: Xlsemanal

1. Trajano era natural de Itálica, en la Bética (Hispania)

Marco Ulpio Trajano nació en la ciudad de Itálica (cerca de la actual Sevilla) el 18 de septiembre del año 53 d.C. en el seno de una familia de alto linaje. Era de origen hispano, algo que compartió con otros futuros emperadores como Adriano (117-138 d.C.) y Teodosio I (379 d.C.-395 d.C.).

2. Su esposa fue Plotina

Procedente de Nîmes, Plotina se casó con Trajano en el año 78 d.C. convirtiéndose desde entonces en su gran consejera aunque rara vez le acompañó fuera de Roma. Carismática y culta, recibió el título de Augusta y fue venerada por el sucesor de Trajano, Adriano.

3. El joven Trajano hizo su carrera en el ejército

Antes de alcanzar el trono imperial, el joven Trajano estuvo en el ejército bajo el mando de otros emperadores como Vespasiano, Tito y Domiciano. Fue esta etapa la que le confirió los futuros dotes que demostraría en los campos de batalla ya como emperador.

4. Fue hijo adoptivo del emperador Nerva

Tras el asesinato de Domiciano, el trono imperial pasó a manos de Marco Coceyo Nerva, un anciano senador con una trayectoria intachable. Debido a su avanzada edad, Nerva tomó como hijo adoptivo a Trajano debido a su experiencia militar y política, en espera de que fuera su sucesor. Nacería así una tradición que continuó con los siguientes emperadores.

5. Se convirtió en el primer emperador proveniente de una provincia

Nerva falleció el 28 de enero del año 98 d.C. a los 67 años de edad. Por fin, había llegado el momento para el cual Trajano se había estado preparando: ser emperador. Sin embargo, no se personó en Roma inmediatamente, sino que antes ultimó la organización militar en la frontera del Rin. Finalmente, en verano del año 99 se formalizó su nombramiento.

Cabeza de Trajano

6. Pese a su poder absoluto, contó con el Senado para su gobierno

En algunas ocasiones los emperadores romanos solían ejercer su poder de espaldas al Senado, lo que acarreaba severos conflictos. No fue el caso de Trajano, quién pese a su gobierno absoluto, reconoció a esta institución como máximo órgano consultivo y participativo, al igual que había hecho su predecesor Nerva.

7. Conquistó la rebelde Dacia para el imperio

Tras un enfrentamiento con Decébalo, Trajano venció al ejército dacio e incorporó para Roma la provincia de Dacia en el 106 d.C. Pero esta no fue la única adquisición durante este período, pues en el mismo año el reino nabateo también pasó a formar parte de los límites del Imperio romano.

8. Tras su victoria sobre Decéfalo, Trajano recibió del Senado el título de “Dácico”

Y no solo eso. Para conmemorar su triunfo sobre los dacios hubo 123 días de fiesta en Roma. No fue para menos, pues Trajano había conseguido un botín de cinco millones de libras de oro, el doble en plata y medio millón de prisioneros que suplirían la falta de mano de obra que acuciaba al imperio.

9. Impulsó un amplio programa de mejoras urbanísticas y obras de ingeniería

Trajano no sólo destacó por su faceta conquistadora, sino que también se preocupó por dotar a sus dominios de una red de infraestructuras. Un ejemplo es el Foro de Trajano en Roma, una de las obras de mayor envergadura que decidió llevar a cabo para engrandecer a su imperio.

Foro de Trajano

10. Reestructuró la política territorial y monetaria

Preocupado por redistribuir los recursos de su vasto imperio, Trajano envió curatores (expertos administradores) con el fin de poner orden en las finanzas imperiales. Su objetivo era alejarse de políticas centralistas e impulsar el desarrollo provincial a gran escala tanto en la parte occidental como en la oriental. Además creó un sistema estatal de asistencia para los más necesitados.

11. Tomó parte en la guerra contra los partos

No contento con su ya extenso territorio, Trajano emprendió la guerra contra Partia entre los años 114-117 d.C. Durante su campaña militar ocupó Ctesifonte y Babilonia y anexionó al Imperio romano las provincias de Armenia, Mesopotamia y Asiria. Aunque posteriormente hubo de retirarse a causa de una rebelión.

12. Con Trajano el Imperio romano vivió su última gran expansión

En su frontera occidental, el Imperio romano había alcanzado sus límites naturales. Por esta razón, Trajano había fijado Oriente como su principal objetivo, ya que existían vastas regiones sin someter. No obstante, sería durante el mandato de este emperador cuando el imperio vivió su última gran expansión.

Imperio romano en el año 117 d.C.

13. Uno de sus títulos fue “optimus princeps” (príncipe perfecto)

La popularidad que obtuvo Trajano y el apoyo inestimable del Senado le valieron el sobrenombre de “Optimus Princeps”, el cual quedó incorporado a partir de año 114 d.C. Sería el primer gobernante en utilizar dicha titulación y desde luego fue bien merecida.

14. Trajano falleció durante un viaje a Roma en Selimonte (Cilicia) en el 117 d.C.

En agosto del año 117 d.C. Trajano se despidió de este mundo a los 64 años de edad. Había sido, sin duda, uno de los emperadores más carismáticos del Imperio romano. El gobernador de Siria, Adriano, se encargó de sucederle en el puesto. Curiosamente este también procedía de Hispania.

15. Después de su muerte, a los siguientes emperadores se les deseaba que fueran “sis felicior Augusto, melior Traiano” (“más afortunados que Augusto y mejores que Trajano”).

Las cenizas de Trajano fueron depositadas en una urna que fue enviada a Roma y depositaba a los pies de la Columna Trajana. Fue tal la admiración profesada por este emperador que para la colocación de dicha urna, se derogó a propósito una ley que prohibía los enterramientos dentro de la ciudad. Sin duda alguna, se había convertido en una leyenda.

Bibliografía

Cervera, C. (2015). ‘Trajano, Adriano y Teodosio, los tres emperadores romanos que nacieron en España’. ABC Historia. https://www.abc.es/espana/20140916/abci-hispania-emperadores-cuna-201409151616.html

G.M. Abel (2020). La Edad de Oro de Roma. Trajano: optimus princeps. HistoriaNationalGeographic. https://historia.nationalgeographic.com.es/a/trajano-optimus-princeps_15580

Romero, B. (2004). Trajano. El emperador de la conquista. Historia y vida.