1. El Glorioso

El Glorioso. Pintura de Augusto Ferrer-Dalmau.

El Glorioso es el apelativo que recibió el portentoso navío de línea de la Real Armada Española San Ignacio de Loyola. Un navío de línea es un buque de guerra con dos o tres cubiertas artilladas, tres palos y velas cuadradas que se organizaban en una formación lineal uno detrás de otro, creando un muro de artillería.

Este barco ganó renombre y celebridad principalmente por protagonizar entre julio y octubre de 1747 la excitante carrera del Glorioso. Se trata de una serie de cinco enfrentamientos en los que los escuadrones británicos intentaron capturarlo. El contexto bélico era la guerra del Asiento.

El navío español a las órdenes de Pedro Mesía de la Cerda, con sus 70 cañones, se enfrentó en las sucesivas ocasiones, entre otros, al Warwick, el Oxford, a las fragatas de la escuadra de George Walker, el Darmouth y el Russell. El Glorioso venció en los cuatro primeros combates, pero en el quinto y último el capitán Mathew Buckle del Russell logró capturarlo.

George Walker, uno de los comandantes británicos persecutores, dijo del Glorioso “y de nuevo comenzó la persecución y la conquista de su audaz y escurridizo enemigo; porque nunca los españoles, y nadie en realidad, han luchado mejor con un barco que lo hicieron ellos”.

 

2. HMS Victory

El Victory en la Batalla de Trafalgar. Pintura de Joseph Mallord William Turner.

El HMS Victory es un navío de línea británico famoso por ser el buque insignia del legendario vicealmirante Horatio Nelson. Antes de que Nelson asumiera la capitanía del Victory, este barco intervino en las batallas de Ushant en guerra de Independencia de los Estados Unidos y en la batalla del Cabo de San Vicente en las Guerras revolucionarias francesas.

Ahora bien, fue Nelson quien hizo ganar al navío inglés la reputación histórica que llega hasta nuestros días. El episodio fundamental del Victory y de Nelson fue la batalla de Trafalgar. Se trata de un conflicto naval decisivo a favor de los británicos en las guerras napoleónicas. Horacio Nelson comandó las fuerzas del Reino Unido y venció a una flota franco-española liderada por el vicealmirante Pierre Charles Silvestre de Villeneuve.

 

3. Endurance

Endurance in Antarctica, 1915. Fotografía de Frank Hurley, fotógrafo y aventurero australiano que participó en diversas expediciones en la Antártida.

El Endurance fue un buque rompehielos conocido por la Expedición Imperial Transantártica o Expedición Endurance, liderada por Ernest Shackleton. Se trata de la última gran expedición de la llamada edad heroica de la exploración de la Antártida.

El objetivo no era otro más que un cruce transcontinental. Después de la conquista del polo sur por parte de Roald Amundsen, la última meta importante era cruzar el continente antártico de extremo a extremo pasando a través del polo.

La expedición fue un fracaso, pues el Endurance quedó atrapado en el mar de Weddell por el hielo. El hielo acabó aplastando y hundiendo el barco. No obstante, la crónica del Endurance ha pasado a la historia como una aventura de épica de supervivencia.

 

4. Santísima Trinidad

Representación de la Santísima Trinidad.

El Nuestra Señora de la Santísima Trinidad o simplemente Santísima Trinidad fue un enorme navío de línea español de cuatro cubiertas. Al ser el navío de mayor tamaño de su tiempo recibió el sobrenombre de “El Escorial de los mares”.

El Santísima Trinidad fue la nave capitana de la flota española y símbolo de su poderío bélico naval. En la batalla del Cabo de San Vicente tuvo que rendirse y casi fue capturada pero el navío Infante don Pelayo llegó en su auxilio.

A pesar de la potencia y la manifestación de esplendor militar naval, el Santísima Trinidad es recordada por su catastrófico final en la batalla de Trafalgar. En dicha contienda fue capturado por los ingleses pero los daños ocasionados en la batalla hicieron que se acabase hundiendo.

 

5. La Gloire

Representación de La Gloire.

La Gloire fue una fragata blindada botada en noviembre de 1859. Se trata del primer buque blindado de la historia. Como respuesta, y para no quedarse atrás en los avances militares, los ingleses fabricaron su primer buque blindado, el HMS Warrior.

En la segunda mitad del siglo XIX se desarrolló este tipo de barcos con armaduras de hierro o acero habida cuenta de la vulnerabilidad de los buques de madera respecto a los proyectiles explosivos e incendiarios. El blindaje de la Gloire era de hierro y cubría todo su casco con un grosor de 120 mm en el centro y de 75 mm en los extremos. Llegaba a los 12 nudos gracias a su máquina de vapor horizontal y su hélice de seis palas.

 

6. RMS Titanic

El RMS Titanic partiendo del puerto de Southampton el 10 de abril de 1912.

El RMS Titanic​ fue un transatlántico británico construido en el famoso astillero Harland and Wolff, Belfast, y botado en 1911. Este barco es célebre por su estrepitoso hundimiento en abril de 1912 en su viaje inaugural. Este acontecimiento fue uno de los mayores naufragios en tiempos de paz en el que más de 1500 personas perdieron la vida cerca de las costas de Terranova.

Fue el barco más grande en el momento de su construcción. Esto acentuó la vistosidad de la catástrofe, puesto que una imponente obra de la ingeniería naval sin precedentes acabó en el fondo del mar en su primer viaje a causa de un iceberg. Existieron otros dos barcos gemelos del Titanic: el RMS Olympic y el HMHS Britannic.

 

7. Mayflower

Mayflower en el Puerto de Plymouth. Pintura de William Halsall.

El Mayflower fue el barco en el que un grupo de religiosos ingleses conocidos como los Pilgrim Fathers (Padres Peregrinos) llegó a la costa este de Norteamérica en el año 1620. Los Peregrinos cruzaron el océano Atlántico y fundaron la colonia de Plymouth. Previamente, habían emigrado a la ciudad holandesa de Leiden para practicar su culto religioso.

El primer documento de gobierno fue conocido como el Pacto del Mayflower, redactado y adoptado por los Peregrinos para establecer reglas básicas de la vida en común. Entre los 41 firmantes se encontraba John Carver, uno de los líderes de los Peregrinos y el primer gobernador de New Plymouth.

 

8. Acorazado Bismarck

Fotografía del acorazado Bismarck.

El Bismarck fue un gran acorazado de la Kriegsmarine alemana botado en febrero de 1936 y sirvió en la Segunda Guerra Mundial. Fue un buque de guerra de gran tonelaje, el más grande construido por Alemania, equipado con un blindaje cuyo grosor oscilaba entre los 45 mm y los 360 mm dependiendo de la zona. Medía 251 metros de eslora y 36 metros de manga, y estaba sólidamente artillado con cañones de gran calibre.

El gigante alemán fue localizado por los Aliados en las costas escandinavas mientras se disponía a ejecutar la ofensiva conocida como Operación Rheinübung. Al ser interceptado se produjo la batalla del Estrecho de Dinamarca. En ella, el Bismarck, junto con un crucero pesado, resultó victorioso frente al crucero de batalla HMS Hood y el acorazado HMS Prince of Wales ingleses. El Hood, orgullo de la Royal Navy, fue hundido y el Prince of Wales tuvo que retirarse con severos daños. A partir de entonces los británicos iniciaron un férrea persecución del Bismarck y dos días después de la batalla fue batido con torpedos por aviones Aliados que destruyeron sus timones para posteriormente ser hundido por buques británicos.

El Bismarck tuvo un buque gemelo, de la misma clase Bismarck, llamado Tirpitz. Este también fue hundido. Bombarderos de la RAF atacaron al Tirpitz en Noruega con bombas Tallbaoy en la Operación Catechism. Sus baterías de 380 mm no pudieron hacer nada contra los bombarderos.

 

9. Santa María

Réplica de La Santa María para la exposición universal de Chicago de 1893.

La Santa María fue el principal y más grande de los barcos del primer viaje de Cristóbal Colón en 1492. Fue la que el propio Colón capitaneó para liderar la travesía. La Santa María, La Niña y La Pinta fueron las embarcaciones con las que se realizó el Descubrimiento de América.

La Santa María embarrancó en La Española, de modo que no pudo regresar; sin embargo, sus materiales fueron utilizados para el inicio de la construcción del Fuerte Navidad, el primer asentamiento español en el territorio recién descubierto.

Una de las tres naves con las que Colón llegó a América no era una carabela, sino una nao. Esa era la condición de la Santa María. Existe controversia sobre los términos. “Nao” se puede usar para aludir de forma general a un barco, pero en los siglos XIV, XV y principios del XVI se empleaba para referirse a un tipo más específico de buque.

 

10. Victoria

Detalle de un mapa de 1590 del cartógrafo Abraham Ortelius que muestra la nave Victoria.

La Victoria fue una nao que completó la circunnavegación del globo por primera vez en la expedición de Magallanes-Elcano. Esta fue una expedición marítima realizada con éxito en el siglo XVI y financiada por la Corona española.

El capitán de la arriesgada y audaz travesía fue Fernando de Magallanes, pero murió en la batalla de Mactán (en Filipinas) antes de terminarla. En ese momento Juan Sebastián Elcano relevó al portugués y lideró el regreso al punto de partida. La Victoria fue el primer barco en dar la vuelta al mundo entre agosto de 1519 y septiembre de 1521.

 

11. MS Symphony of the Seas

Vista aérea del MS Symphony of the Seas.

El MS Symphony of the Seas es un suntuoso y exuberante crucero de pasajeros de la clase Oasis en servicio desde 2018. Mide 362,1 metros de eslora. Es la embarcación de pasajeros más grande por volumen interno que jamás ha existido con 228,081 toneladas de arqueo bruto (Gross tonnage). El arqueo es la forma de medir las embarcaciones según su volumetría.

En 2021 se completará la construcción de un nuevo crucero de la clase Oasis que superará en tamaño al Symphony of the Seas. Además, cabe señalar que existen otros tipos de barcos de carga más largos y de mayor volumen que el Symphony of the Seas. Por ejemplo, los superpetroleros de la clase TI o los buques portacontenedores de la clase Maersk Triple E.