Traemos 10 curiosos datos sobre la civilización maya. Al abordar una cultura tan compleja, longeva, con tantos matices y evoluciones, nos vemos obligados a limitarnos a ofrecer 10 datos generales sobre esta fascinante civilización, para ilustrar de forma amena e invitar a su conocimiento.

Los desarrollos de los mayas comprenden numerosos ámbitos (arte, relaciones sociopolíticas, estructuras arquitectónicas, religión, formas de pensamiento, astronomía, etc.), cada uno de los cuales constituye en sí mismo un rico y deslumbrante objeto de estudio que merecería una dedicación exclusiva. En esta ocasión nos ceñimos a presentar datos generales particularmente interesantes.

Templo de Kukulkán en Chichén Itzá

1. Fue una civilización que se desarrolló en una amplia zona mesoamericana. Es frecuente la división del área maya en el sector de la península de Yucatán, Tabasco, Petén y Belice, y el sector de las Tierras Altas que cubría los altiplanos de Guatemala, Chiapas, y zonas occidentales de Honduras y El Slavdor. En otras áreas de Mesoamérica se desarrollaron otras culturas indígenas como los mexicas.

2. Las lenguas mayenses o lenguas mayas son una familia lingüística hablada por los pueblos mayas. Esto quiere decir que no había una única lengua compartida, sino que se hablaban distintos idiomas derivados de una proto-lengua común. Las distintas lenguas mayenses pertenecen al área lingüística mesoamericana y comparten rasgos lingüísticos específicos como el uso de sustantivos emparentados en lugar de preposiciones para hacer referencia a las relaciones espaciales, entre otros muchos. La hipótesis del proto-maya permite explicar las derivaciones en relación a los movimientos de los grupos.

Mapa de la migración de las lenguas mayenses

3. El sistema de escritura maya es uno de los éxitos más notables de esta civilización. Se trata del sistema más complejo y desarrollado de los que surgieron en la Mesoamérica precolombina. En un principio, los exploradores europeos llamaron jeroglíficos a las grafías encontradas, pero esto es impreciso. Los glifos son los signos gráficos mínimos de la escritura maya, los cuales se tallaban y equivalen a un logograma o a una sílaba. Los glifos se interconectaban y estructuran en bloques, normalmente en disposición de rejilla y columnas dobles de arriba abajo y de izquierda a derecha. Se conservan tres impresionantes códices (el de Dresde, el de Madrid y el de París) que contienen esta forma de escritura. Existe un cuarto códice, el Códice Grolier, cuya autenticidad se ha puesto en duda.

4. El área cultural de los mayas no estaba hegemonizada por un Estado, a pesar de ciertos dominios regionales. Su sistema político comprendía diferentes Estados y cacicazgos en una red compleja y en evolución. Esto se diferencia, por ejemplo, del imperio mexica con Tenochtitlán. El rey poseía una condición semi-divina y ostentaba el poder supremo. La organización social se distinguía básicamente en una estructura comunal y una élite. Los comuneros representaban la mayor parte de la población. Ajaw (o Ahau) era el término para designar a los gobernantes que, desde nuestros parámetros culturales, traducimos como “señor”. Estaba relacionado con los miembros de la clase dirigente y no con un único individuo. También se llegó a usar para la casta sacerdotal. k’uhul ajaw (señor sagrado o divino) se empleaba para aludir a una persona con gran poder político y de mucha influencia. Existieron glifos emblema a modo de título de nobleza.

Glifos mayas

5. La historia de la antigua civilización maya se encuentra dividida en tres grandes períodos, a saber, el Preclásico, el Clásico y el Postclásico. Previamente, se desarrollaron los primeros asentamientos y dominaron la agricultura en la etapa llamada Período Arcaico. Esta partición de la cronología es, evidentemente, artificial y difusa pero se mantiene con fines eminentemente aclaratorios: son meros modelos de análisis historiográfico.

El primer período comprende los años que van desde el 2000 a. C. hasta el 250 d. C. Está subdividido en el Período Preclásico Temprano, Medio y Tardío. Fue en este período cuando se empezó a desarrollar la civilización maya. El yacimiento de Cuello en el norte de Belice corresponde a esta etapa.

El Período Clásico se ubica entre el año 250 y el 950 d. C. También está subdividido en Temprano, Tardío y Terminal. Esta época constituyó el auge de la construcción a gran escala y el florecimiento de las más importantes expresiones culturales, artísticas e intelectuales. La ciudad de Tikal, en el actual departamento de Petén en Guatemala, alcanzó su apogeo y llegó a dominar una extensa región. Las relaciones políticas entre las ciudades estado se hicieron más complejas con alianzas y vasallajes. La ciudad rival de Tikal era Calakmul, también en Petén. En el siglo IX aconteció el llamado colapso maya, el cual supuso el abandono de las ciudades y una importante decadencia. Se ha investigado y especulado mucho sobre este suceso. Algunos niegan que ocurriese, pues muchas ciudades siguieron prosperando. La portentosa ciudad (o centro ceremonial) de Chichén Itzá, ubicada en el actual estado mexicano de Yucatán,se consolidó en el Período Clásico Tardío y a principios del Postclásico, habiendo sido fundada en el siglo VI. Por último, el Período Postclásico comprende los años 950 a 1500 d. C. y se subdivide en Postclásico Temprano y Tardío. En esta etapa destacaron ciudades como Mayapán.

Tikal

6. La arquitectura es un elemento fundamental al abordar la civilización maya. Sus estructuras arquitectónicas forman parte del más reconocible legado maya y son uno de los motivos más importantes por los que se erigieron como una de las grandes civilizaciones. Por lo general, el diseño urbano tenía un centro ceremonial y administrativo a partir del cual se expandía de forma irregular y sin planificación. El material constructivo principal era la piedra y otros materiales perecederos. Las construcciones más destacadas son las pirámides y los templos situados sobre la superposición de las plataformas.Otro elemento característico es el falso arco, arco en ménsula o arco maya. Este arco resulta de colocar bloques de piedra escalonados uniformemente.

7. Los mayas mantenían unas creencias politeístas. Entre los dioses más importantes encontramos a Kukulkán, Huracán y Tepeu. El papel de los antepasados muertos desempeñaba una función central en el pensamiento religioso maya. Los elementos astronómicos eran centrales en sus visiones cosmológicas, íntimamente relacionas con sus formas de pensamiento, mitología y religión. El sol es un componente destacado como elemento ordenador del cosmos. La religión maya no fue monolítica, antes bien, fue evolucionando con los cambios sociopolíticos. Como ha sido frecuente en las diferentes civilizaciones del mundo, en la cultura maya la religión estaba unida a la política. Su visión del mundo permeaba todos los ámbitos culturales, por ejemplo, el de la arquitectura y el urbanismo.

Fachada de un edificio en Hochob

8. Los mayas realizaron mediciones astronómicas con bastante exactitud. Calcularon en ciclo de Venus con un margen de error de tan sólo dos horas. La observación de los astros estaba vinculada al desarrollo de la vida social (institucional y particular), a las creencias religiosas y a su cosmovisión. Los propósitos astrológicos y la adivinación estaban muy presentes. Las culturas mesoamericanas desarrollaron un calendario vigesimal llamado de “Cuenta larga”, el cual es conocido principalmente por los registros mayas. La Cuenta larga se componía de ciclos Baktun, el cual estaba formado por 20 ciclos Katun, que a su vez estaba formado por 20 ciclos Tun. El ciclo más corto era el Vinal, el cual tenía veinte días, y 18 vinales hacían un Tun (es más complejo y tiene más elementos). El ciclo sagrado o Tzolk’in estaba formado de 260 días compuesto por trece veintenas, el ciclo solar o haab tenía 365 días, la rueda calendárica se completaba cada 52 años y la cuenta lunar comprendía 18 meses .

9. El análisis epigráfico y filológico de los textos jeroglíficos mayas han revelado que mantenían una noción de tiempo animado, el cual estaba constituido por unidades discretas tangibles. Se proyectaba sobre el tiempo un oráculo de suertes compuesto por 260 unidades para determinar la cualidad específica de cada día. El orden del tiempo y del oráculo era estable y cíclico. El tiempo no era una magnitud abstracta, unilineal y progresiva. La cuestión del tiempo da buena muestra de la diferencia entre los parámetros culturales mayas y occidentales actualmente predominantes.

Representación del rey Yaxun B’alam como guerrero. Dintel 16 de Yaxchilán.

10. El arte maya se desarrolló a partir del período Preclásico tardío y tuvo su esplendor en el Clásico. Este arte comprende distintas manifestaciones como las estructuras arquitectónicas, pinturas, murales, piezas de madera talladas, esculturas, ornamentos corporales, etc. Los tipos de esculturas de piedra más representativos son las estelas (losas talladas con inscripciones en las que lo común era presentar a los gobernantes), los dinteles, los altares, los paneles en relieve, esculturas de bulto redondo, tronos de piedra, o los marcadores del célebre juego de pelota mesoamericano.

[amazon_link asins=’8420649074,0761868003,6071602254,9681635140,B07DYWGWCM,0806122471′ template=’ProductCarouselPers’ store=’academiaplay-21′ marketplace=’ES’ link_id=’21a048f2-8a96-11e8-9fa2-49657c69348e’]

1 COMENTARIO

Comments are closed.