A lo largo de la historia, han desfilado numerosos personajes que han dejado una oscura impronta de millones de muertos entre actos directos o indirectos. Unos y otros siguen siendo motivo de acalorados debates en la actualidad y en algunos casos no está demasiado clara la cifra exacta de víctimas totales. En este artículo, repasamos los 10 personajes más sanguinarios del siglo XX.

1. Mao Zedong – 49/78 millones

Nuestra lista empieza con Mao Zedong, líder de la China comunista desde 1949 tras su victoria contra los nacionalistas del Kuomintang hasta su muerte en 1976. Una de sus mayores atrocidades fue el llamado “Gran Salto Adelante” (1958-1961), doctrina económica basada en una industrialización acelerada y colectivización agrícola que provocó una intensa hambruna la cual dejó un saldo de entre 25-45 millones de víctimas. Otra medida fue la Revolución Cultural ocurrida entre 1966 y 1976, durante la cual fueron reprimidas aquellas personas consideradas contrarias al espíritu revolucionario. La cifra total de muertes atribuidas a Mao es todavía objeto de fuerte debate, oscilando entre 49-78 millones. A pesar de ello y en contra de lo que pudiera parecer, todavía sigue siendo venerado por buena parte de la población china.

2. Iósef Stalin – 23 millones

El segundo puesto corresponde a Iósif Stalin, el líder que manejó con puño de hierro la URSS de 1924 a 1953. Entre los innumerables crímenes perpetrados contra su pueblo destacan la deportación masiva de millones de personas, el confinamiento en gulags, persecuciones, ejecuciones, torturas, hambrunas y un largo etcétera. Uno de los episodios más oscuros y del que todavía muchos recelan de la intervención directa de Stalin fue el Holodomor, una gran hambruna que acabó con la vida de millones de personas en algunas regiones de la URSS. También es de destacar la Gran Purga, donde se llevó a cabo una intensa persecución por motivos políticos. Aunque el número de víctimas no encuentra consenso entre los expertos debido a la férrea opacidad del sistema soviético, algunas fuentes hablan de unas 23 millones.

3. Adolf Hitler – 17/22 millones

El líder del III Reich alemán, Adolf Hitler, protagonizó una política de expansión territorial y rearme en contra de los postulados del tratado de Versalles tras su llegada al poder en 1933. Ante la tibieza inicial de Francia y Reino Unido, el antiguo cabo consideró oportuno crear un gran imperio que durara mil años sobre Europa a través de la teoría del espacio vital o lebensraum. Tras la invasión de Polonia el 1 de septiembre de 1939, estalló la Segunda Guerra Mundial en la que el III Reich ocupó casi toda Europa hasta su derrota total en 1945. A su vez, el Holocausto contra determinados grupos como judíos, gitanos, prisioneros de guerra, eslavos, polacos, discapacitados, homosexuales,… fue la máxima expresión del horror y la barbarie. En total, se cree que el führer acabó con la vida de entre 17-22 millones de personas.

4. Leopoldo II de Bélgica – 10/15 millones

Leopoldo II fue soberano de Bélgica desde 1865 hasta 1909. Durante su largo y sombrío reinado, fue el fundador y único propietario del Estado Libre del Congo, el cual obtuvo a raíz del reparto de África tras la Conferencia de Berlín celebrada entre 1884-1885. La explotación de materias primas como caucho o marfil en este inmenso territorio le permitió amasar una buena fortuna, aunque también conllevó la utilización de la población congoleña como mano de obra esclava. Como curiosidad, este personaje todavía conserva muchos monumentos a lo largo y ancho de Bélgica, si bien en los últimos años se está replanteando la permanencia o eliminación de dichos homenajes en la vía pública. Las dramáticas cifras hablan por sí solas: su polémico legado dejó un balance que ronda entre los 10 y 15 millones de muertos.

5. Hideki Tojo – 5 millones

El primer ministro japonés entre 1941 y 1944, Hideki Tojo, fue responsable de la expansión japonesa por Asia dejando un reguero de muerte y destrucción. Además también se le considera el artífice intelectual de la invasión japonesa de Manchuria. En su carrera por crear la “Esfera de Coprosperidad de la Gran Asia Oriental”, el Imperio japonés se extendió por amplias regiones como China, Filipinas, Malasia, Birmania, la Indochina francesa, Singapur, Hong Kong, las Indias Orientales Holandesas (Indonesia), Nueva Guinea, las Islas Marianas, las islas Salomón, la isla de Wake, la isla de Guam, entre otras. No obstante, a pesar de estas rápidas conquistas, Japón empezaría a mostrar serias dificultades para combatir contra la maquinaria de guerra estadounidense. Tojo sería juzgado y sentenciado a muerte al finalizar el conflicto.

6. Ismail Enver Pasha – 2’5 millones

Sobre el general otomano y líder de la Revolución de los Jóvenes Turcos, Ismail Enver Pasha, pesa una larga sombra. A finales de 1914 durante la Primera Guerra Mundial, Pasha participó en la batalla de Sarimakis donde las fuerzas turcas encajaron una humillante derrota a manos del ejército ruso. Pero lejos de admitir los errores de aquel enfrentamiento, el general otomano buscó un chivo expiatorio en los armenios. En aquella época, el pueblo armenio se hallaba dentro de los límites del Imperio otomano antes de que ocurriera su desmembración. Pasha llevó a cabo la deportación masiva de esta minoría a los desiertos de Siria y Mesopotamia con el fin de exterminarla, había comenzado el genocidio armenio. A su vez, otros grupos que sufrieron persecuciones masivas fueron los griegos o los cristianos asirio-caldeos.

7. Pol Pot – 1’6/3 millones

Este siniestro personaje autodenominado Pol Pot o “Camarada Uno” destacó por ser el mayor genocida de la historia en términos porcentuales: se calcula que acabó con la vida de aproximadamente un tercio o un cuarto de la población total de Camboya en poco más de tres años de permanencia en el poder. En su macabro experimento de ingeniería social se imaginó una sociedad rural mitificada en la que no tendría cabida ningún signo de la clase burguesa o de intelectualidad. Después de la conquista del poder por los Jemeres Rojos tras finalizar la guerra civil camboyana, la Kampuchea Democrática (1975-1979) inauguró un período de terror como nunca antes se había visto. La posterior liberación del país por el ejército vietnamita (de ideología comunista) dejó entrever los estragos que sufrió la población camboyana.

8. Kim Il-Sung – 1’6 millones

El padre fundador de la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte), Kim Il-Sung, constituye uno de los líderes mas enigmáticos y crueles que han existido. En 1950, inició una guerra con su vecino del sur con el objetivo de reunificar la península coreana bajo su gobierno. Una vez fracasado su cometido, a partir de 1953 instauró un férreo culto a su personalidad. Firme seguidor de los ideales de Stalin, el dictador norcoreano no dudó en desplegar una red de campos de concentración por el territorio de su nación para disidentes políticos donde los Derechos Humanos brillan por su ausencia. Corea del Norte se ha convertido en la única dinastía comunista del mundo, pasando el poder sucesivamente a Kim Jong-il y Kim Jong-un, los cuales han continuado con el legado de su antecesor.

9. Mengistu Haile Mariam – 1’5 millones

Mengistu Haile Mariam también conocido como el Negus Rojo, es un militar etíope, el cual fue presidente de la República Democrática Popular de Etiopía desde 1987 a 1991. Anteriormente había tenido lugar en 1977 el derrocamiento de Haile Selassie, considerado el último monarca en ocupar el trono imperial de Etiopía. Siendo secretario general del Partido de los Trabajadores de Etiopía, su política estuvo marcada por una colectivización de inspiración soviética, intensas hambrunas así como una represión sistemática de la disidencia, lo que se conocería como “Terror Rojo“. En la actualidad, Mengistu vive exiliado en Zimbabue, estando bajo la protección del ex presidente del país Robert Mugabe hasta la muerte de este en 2019. Sobre él siguen pesando cargos de genocidio por parte de la justicia etíope.

10. Yakubu Gowon – 1’1 millones

El último puesto de nuestra lista corresponde a Yakubu Gowon, militar nigeriano quien se encargó de dirigir las riendas de este país africano desde 1966 hasta 1975. Su llegada al poder estuvo marcada por un sangriento golpe de Estado contra el gobierno de Johnson Aquiyi-Ironsi. Gowon es ampliamente recordado por su papel en la Guerra Civil de Nigeria (1967-1970), cuando se produjo un intento de secesión por parte de las provincias del sudeste en la llamada República de Biafra. Este militar trató por todos los medios de adueñarse de las extensas reservas petrolíferas de esta región, lo que provocó la muerte de más de un millón de personas, casi todas pertenecientes a la etnia igbo. Paradójicamente, de la misma manera que llegó al poder, Gowon sería derrocado por otro golpe de Estado encabezado por Murtala Mohammed.

Bibliografía:

Bartosek, K.; Courtois, S; Margolin, J. L.; Paczkowski, A.; Panné, J. L.; Werth, N. (2021). El libro negro del comunismo. Arzalia Ediciones, S. L.

Galán, E. J. (2012). Historia del mundo contada para escépticos. Editorial Planeta, Barcelona.

Galán E. J. (2015). La Segunda Guerra Mundial contada para escépticos. Editorial Planeta, Barcelona.

Infobae. (2018). ‘Los 10 dictadores más sanguinarios del siglo XX’. https://www.infobae.com/america/mundo/2018/09/29/los-10-dictadores-mas-sanguinarios-del-siglo-xx/

Kim, S. (2015). Sin ti no hay nosotros. Barcelona: Blackie Books.

Lee H., John D. (2015). La chica de los siete nombres. Barcelona: Grupo editorial S.L.U.

Martens, L. (2006). Otra mirada sobre Stalin. Editorial Zambon Ediciones.

Motos S., E. M. (2021). Historia del comunismo. Editorial Sekotia, S. L.

Park Y. (2015). In order to live. Londres: Penguin Books.

Univision. (2016). ‘Las dictaduras en cifras: los 5 dictadores más sanguinarios de la historia’. https://www.univision.com/explora/las-dictaduras-en-cifras-los-5-dictadores-mas-sanguinarios-de-la-historia

Villatoro. (2016). ‘De Stalin a Mao: las matanzas de los dictadores más sanguinarios del siglo XX’. ABC Historia. https://www.abc.es/historia/abci-muerte-fidel-castro-stalin-matanzas-dictadores-mas-sanguinarios-siglo-201611290151_noticia.html