Elegir una buena película de comedia puede hacer que nuestro día mejore en gran medida. Sobre todo si esa comedia tiene toques de humor absurdo. Aunque es inevitable nombrar a cineastas de la talla de los Monty Python cuando se habla de este tema, éstos ya son de sobra conocidos…

Por ello, se ofrecen aquí diez alternativas que no decepcionarán a ningún amante de la comedia.

1. The Ladykillers (1955)

The Ladykillers es una película dirigida por Alexander MacKendrick y producida por los clásicos estudios Ealing, conocidos por producir una serie de obras maestras del cine de comedia caracterizadas por su típico humor inglés, negro, cínico y en muchas ocasiones absurdo.

La película se desenvuelve en una casa aislada, próxima a unas vías de tren, en la que la señora Wilberforce (Katie Johnson) vive. Esta venerable anciana le alquila dos habitaciones a un misterioso profesor llamado Marcus (Alec Guinness), que en realidad es un delincuente que planea robar un banco. Marcus simula formar parte de un quinteto de cuerda (Herbert Lom, Peter Sellers, Cecil Parker y Danny Green) que debe ensayar en la casa de la anciana, para, en realidad, planear el robo.

Una memorable comedia irónica, absurda y de humor negro en la que cada uno de los personajes destaca por su comicidad y representa una parodia de un tipo determinado de villano.

The Ladykillers2. A serious man (2009)

La película, dirigida por los hermanos Coen, nos habla de Larry Gopnick (Michael Stuhlbarg), un profesor de física judío que vive en la aparente tranquilidad de una vida familiar convencional. Pero, de la noche a la mañana, un conflicto personal desencadena una red de problemas que hacen que su vida se derrumbe y le llevan al seno de una crisis existencial. La de repente trágica y absurda situación de Larry se concatena con la del resto de personajes que le rodean que, paralelamente, experimentan sus propias vivencias en una película que no busca tener un sentido, ni llegar a ninguna conclusión, más allá que la del propio absurdo de la vida y, quizá, de la insistencia en dar a la misma grandes sentidos y explicaciones filosóficas y religiosas.

A serious man no busca agradar a nadie, pero el universo que crean en ella los Coen, en ocasiones el de Fargo, el de Barton Fink o el de El gran Lebowski; un universo tan cotidiano como surrealista, tan excéntrico como común, tan agobiante como cómico, hace de ella una película verdaderamente interesante y altamente recomendable.

a serious man 3. Murder by Death (1976)

Un excéntrico millonario llamado Lionel Twain (Truman Capote) decide poner a prueba a cinco detectives con una premisa disparatada; les invita a cenar a su castillo y les dice que tendrán que resolver el crimen perfecto: a medianoche alguien será asesinado y el detective que consiga resolver el asesinato ganará un millón de dólares. Lionel Twain ha escogido para su propósito a cinco de los detectives más importantes de la historia: los neoyorquinos Dick y Dora Charleston (David Niven y Maggie Smith), el chino Sidney Wang (Peter Sellers), la inglesa Jessica Marbles (Elsa Lanchester), el belga Milo Perrier (James Coco) y el norteamericano Sam Diamond (Peter Falk), al que le acompaña su secretaria y amante Tess Skeffington (Eileen Brennan). A este maravilloso elenco se une Alec Guiness, que da vida a un mayordomo ciego llamado Bensonmum, y Nancy Walker, que interpreta a la cocinera sorda.

Un guión escrito por el dramaturgo Neil Simon y dirigido Robert Moore, que da vida a una excéntrica y delirante parodia de las novelas y películas detectivescas, en un compendio de divertidas y absurdas situaciones que merecen totalmente sus 94 minutos.

murder by death

4. Amanece que no es poco (1989)

Teodoro (Antonio Resines) es un ingeniero español que trabaja como profesor en la Universidad de Oklahoma y que decide regresar a España para disfrutar de un año sabático a mediados de los 50; año que emplea para viajar con su padre (Luis Ciges) en vespa con sidecar.

En su viaje padre e hijo llegan a un pueblo castellano en la montaña que les sumerge en una realidad totalmente surrealista y se mezclan en los conflictos de la comunidad, que son de todo menos normales desde la perspectiva del espectador: desde unas elecciones para designar al alcalde, al cura, al maestro y la puta, a una magistral clase sobre las ingles, un grupo de estudiantes norteamericanos que han llegado al pueblo nadie sabe bien cómo, o personajes que nacen de la tierra cual calabazas… todo ello enmarcado en una absurda y surrealista sátira que parodia las costumbres sociales, políticas y religiosas y, prácticamente, se ríe prácticamente de todo y de todos.

Esta es la segunda entrega de la trilogía de José Luis Cuerda, que empieza con Total, continúa con Amanece que no es poco, y termina con Así en el cielo como en la tierra, dando rienda a la comedia “surruralista”.

amanece que no es poco

5. Young Frankenstein (1974)

El neurocirujano Frederick Frankenstein (Gene Wilder) recibe en herencia un castillo en Transilvania perteneciente a su abuelo, un famoso científico del que renegaba porque años atrás había creado una horrible criatura. Al viajar al castillo, en el que se encuentran sus singulares sirvientes, encuentra los diarios privados de su abuelo, con los que finalmente decide continuar su herencia…

La película se presenta como una delirante cinta en la que su director, Mel Brooks, parodia y homenajea tanto el clásico cine de terror de los años 30, como la primera versión de Frankenstein, de James Whale y a otros clásicos como Drácula (al situar el castillo en Transilvania).

Su atmósfera lúgubre en blanco y negro, expresionista y de grandes contrastes de luces y sombras emula en ocasiones el suspense de la historia original; sin embargo no abandona nunca un tono absolutamente cómico y delirantemente absurdo con tintes de humor negro que, junto a personajes tan inolvidables como el de Igor (Marty Feldman), hacen de ésta una película difícil de olvidar que se ha convertido hoy en un clásico de la comedia.

Jovencito frankenstein6. Dr. Strangelove, or How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb (1964)

Esta película dirigida por Stanley Kubrick habla de un general, Jack D. Ripper (Sterling Hayden) está convencido de un complot de la URSS contra Estados Unidos y, en un ataque de locura, ordena una ofensiva nuclear contra la Unión Soviética, corta las comunicaciones con su base y bloquea el acceso al código secreto que revertiría su decisión que su ayudante, el capitán Mandrake (Peter Sellers), trata de encontrar. Para remendar la situación, el Presidente de los EEUU trata de convencer a los soviéticos de que el ataque es un error, mientras su asesor, un antiguo científico nazi llamado doctor Strangelove (Peter Sellers), habla de una “Máquina del Juicio Final” que los soviéticos utilizaran para acabar con la humanidad.

Película basada en una novela de Peter George, Red Alert, y que se convierte aquí en una sátira sobre la guerra fría y el militarismo; en una farsa sarcástica repleta de humor negro y situaciones ridículas, paranoicas y absurdas que encuentra su apogeo en el hecho de que el propio Peter Sellers interpreta a tres personajes diferentes.

Teléfono rojo7. Take the money and run (1969)

La película nos habla de Virgil Starkwell (Woody Allen), un incompetente atracador que desde su infancia estuvo abocado a este destino. Virgil intenta encontrar un futuro en el mundo de la música pero, al fracasar, comienza a robar.

Como ópera prima en solitario de Woody Allen, nos muestra aquí una historia llena de gags en formato de falso documental (“mockumentary”) que refuerza lo absurdo de las situaciones que se presentan, como la escena en la que Virgil intenta tocar el violoncello en un pasacalles. Sin duda, se hace difícil aburrirse con esta película.

take the money and run8. Moonrise Kingdom (2012)

Si bien es cierto que podrían elegirse varias películas de Wes Anderson, Moonrise Kingdom supone una buena elección, no solo por su parte cómica sino por la belleza de sus imágenes y de su temática.

Ambientada en los años 60 en una isla donde se ha instalado un campamento boy-scout, dos jóvenes enamorados (Jared Gilman y Kara Hayward)  se escapan de su pueblo natal para vivir su amor la libertad de la Naturaleza. Su repentina fuga hace que los habitantes de la isla se movilicen para dar con ellos, mientras viejos rencores y situaciones románticas salen a la luz.

Una película que va más allá de la comedia, que no deja de sorprendernos con inesperadas situaciones realmente cómicas mezcladas con la pureza del amor adolescente y el desengaño de la vida adulta.

moonrise kingdom9. A Fish Called Wanda (1988)

Cuatro ladrones roban una importante joyería de Londres pero, para su desgracia, el jefe de la banda, George (Tom Georgeson) acaba en la cárcel y es la única persona que sabe dónde están escondidas las joyas. Por esta razón, Wanda (Jamie Lee Curtis) pretende seducir al abogado de George, Archie (John Cleese), para averiguar el paradero del botín. A ellos se les une Otto (Kevin Kline), admirador de Nietzsche, y Ken (Michael Palin), aficionado a los peces exóticos.

Si ya el elenco de personajes hace de ésta una historia divertida y con tintes absurdos, el hecho de que varios de los miembros de los Monty Python formen parte de ella refuerza su comicidad. De hecho, el director, Charles Crichton es conocido por sus comedias producidas por el ya mencionado estudio Ealing, y su guionista es John Cleese.

A Fish Called Wanda

10. Noises Off! (1992)

Esta vertiginosa comedia de enredo, basada en una obra teatral de Michael Frayn y dirigida por Peter Bogdanovich, narra los problemas de una compañía de teatro antes del estreno de la misma.

En ella, el espectador es testigo del mismo acto de la obra desde diferentes puntos de vista, en los que la improvisación y los imprevistos irán configurando situaciones que llegan a lo delirante y, sobre todo, a lo desternillante y fantásticamente cómico de las relaciones humanas, que tienen, en realidad, más importancia que la propia función.

Noises off