El affaire Wikileaks ha sido uno de los grandes acontecimientos informativos recientes que han puesto sobre la mesa de discusión pública la idea de transparencia social en el marco de las sociedades complejas actuales.

Las filtraciones informativas no son más que la difusión de datos secretos o confidenciales en medios de comunicación para que lleguen a la opinión pública. Las filtraciones suelen estar orientadas a la denuncia de malas prácticas por parte de instituciones estatales, corporaciones económicas o particulares. La lista Falciani o el caso Snowden han sido especialmente renombrados. En otros casos sólo se busca el escándalo y la difamación.

La publicidad de la información secreta extraída de forma subrepticia pone en cuestión la opacidad de organismos como los estatales que, en muchos casos, justifica la ausencia de transparencia completa en determinadas actividades estratégicas y especialmente sensibles como la política exterior y los asuntos bélicos.

El carácter público de las actuaciones estatales está íntimamente relacionado con la vinculación jurídica del propio Estado, es decir, con la idea misma de Estado de Derecho. La falta de transparencia, por tanto, está ligada a la ejecución misma de acciones consideradas ilícitas pero justificadas por motivos de “orden superior” como la razón de Estado.

La opacidad, no sólo de instituciones públicas, sino también de corporaciones económicas privadas, posibilita la elusión del control judicial de las prácticas realizadas. Por el contrario, la eficacia de ciertas tareas o la confidencialidad se pueden ver comprometidas por la transparencia informativa absoluta. El problema no es menor. De hecho, personalidades de la talla de Umberto Eco, Noam Chomsky o Manuel Castells se han pronunciado al respecto.

La publicidad es un ideal racional ilustrado que debe operar tanto en el ámbito cognoscitivo como en el jurídico-político. Desde la aparición de la prensa liberal de masas, la publicidad se ha manifestado en la exigencia de transparencia pública.

¿Qué opinas acerca de la transparencia social absoluta? ¿Cuáles son sus límites? ¿Es necesaria cierta dosis de opacidad para el funcionamiento político efectivo y la convivencia social?

A continuación, ofrecemos una relación de diez de las filtraciones que más impacto han causado en los últimos años.

1. Los papeles del Pentágono

En junio del año 1971 empezaron a publicarse artículos en The New York Times que contenían la información filtrada en cuestión. Posteriormente, The Washington Post comenzó también a publicar la información. Fue el analista de las Fuerzas Armadas de estadounidenses Daniel Ellsberg quien filtró a la prensa documentos secretos del Pentágono sobre las decisiones e implicaciones del Estados Unidos en la Guerra de Vietnam. Las siete mil páginas de documentos oficiales extraídas por Ellsberg cuando estaba trabajando en la Corporación RAND, revelaron algunos engaños deliberados sobre acciones de guerra ante la opinión pública. El nombre oficial de los documentos es Relaciones Estados Unidos – Vietnam, 1945-1967: Un estudio elaborado por el Departamento de Defensa.

2. La lista Falciani

El ingeniero informático Hervé Falciani filtró desde su trabajo en el banco HSBC Holdings plc una lista de más de cien mil posibles evasores fiscales, clientes de dicha entidad bancaria en su sucursal en Ginebra. La información llegó a las autoridades francesas. Las investigaciones periodísticas de Le Monde y del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación sacaron a la luz pública la información. Falciani ha sido detenido en diversas ocasiones por una orden de arresto internacional emitida por Suiza.

Falciani recogió información de cuentas opacas de titulares de más de 200 países. En 2008 se filtró el contenido pero no fue hasta 2015 cuando los datos se difundieron. Los nombres de muchas personalidades públicas estaban presentes en la lista, lo cual provocó escándalos en la opinión pública.

Richard Nixon

3. Garganta Profunda en el escándalo Watergate

William Mark Felt, mientras ocupaba el cargo de Director Asociado del FBI, proporcionó información sobre el caso Watergate a The Washington Post. Los reporteros encargados de la investigación periodística, Bob Woodward y Carl Bernstein, ocultaron la identidad de su informante llamándolo “Garganta Profunda” (Deep Throat). No fue hasta el año 2005 cuando se reveló en Vanity Fair que Felt era Garganta Profunda.

El caso Watergate fue un escándalo político a principios de la década de 1970 que afectó a la administración Nixon y culminó con la dimisión de éste del cargo de presidente de los Estados Unidos. El motivo de la dimisión fue la implicación política probada por la información aportada por Felt. En suma, lo que ocurrió fue un intento de robo de documentos e instalación de dispositivos de escucha en el Comité Nacional del Partido Demócrata estadounidense en un edificio del complejo Watergate. Los encargados del “trabajo sucio” fueron detenidos, tras lo cual la administración Nixon intentó encubrir el crimen.

4. Cambridge Analytica y los datos de usuarios de Facebook

La empresa Cambridge Analytica con sede en Londres se dedicaba a la exploración y el análisis de datos  y dirigía esta actividad a la comunicación estratégica para campañas publicitaras y políticas.

En 2018 se desató un escándalo cuando The New York Times y The Observer denunciaron que Cambridge Analytica hizo uso de los datos personales de 50 millones de usuarios de Facebook sin consentimiento para diseñar los algoritmos de sus campañas. Este escándalo afectó a Facebook como empresa por no proteger a sus usuarios de (e incluso propiciar) la recopilación ilícita de información personal. El empleado de Cambridge Analytica Christopher Wylie reveló las prácticas de la empresa.

Mark Zuckerberg respondiendo por el escándalo

5. Los papeles de Panamá

En el año 2016 se filtraron 2,6 terabytes de información confidencial del bufete de abogados de Panamá Mossack Fonseca & Co. La identidad del artífice de la filtración es desconocida. En cualquier caso, éste entregó la información al periódico alemán Süddeutsche Zeitung, el cual compartió los datos con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

En los archivos filtrados se encuentran documentos como certificados de fundación de empresas, facturas, préstamos, créditos, mensajes, firmas, contratos, documentos de identidad, imágenes, textos, estados de cuentas bancarias, etc. El asesoramiento legal que ofrecía Mossack Fonseca en relación a los documentos filtrados estaba dirigido principalmente a la fundación y administración de sociedades offshore. Los nombres de políticos, empresarios y famosos de todo el mundo relacionados con presuntas prácticas ilícitas salieron a la luz pública, provocando grandes escándalos.

6. El caso Snowden

En el año 2013 Edward Snowden filtró información a los periódicos The Guardian y The Washington Post sobre el control masivo de comunicaciones por parte de programas como PRISM o XKeyscore operados por la agencia de inteligencia estadounidense NSA (Agencia de Seguridad Nacional). Se trata de la mayor filtración de datos de inteligencia de Estados Unidos.

Edward Snowden

7. Los papeles del Paraíso

En 2017 se dio una filtración anónima múltiple que entregaba 13,4 millones de documentos  de dos bufetes de abogados (Appleby y Asiaciti Trust) que ofrecían servicios offshore y de los registros mercantiles de hasta 19 jurisdicciones opacas como las de Antigua y Barbuda, Bahamas, Bermudas o las Islas Caimán.

En este caso, la información la obtuvo nuevamente el periódico alemán Süddeutsche Zeitun y la volvió a compartir con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación. Estas filtraciones fueron revelaciones sobre las operaciones en el mundo de la planificación fiscal de las grandes fortunas y corporaciones multinacionales.

8. WikiLeaks

La organización internacional WikiLeaks publica informes anónimos y documentos filtrados. El director de este portal de filtraciones es el australiano Julian Assange, actualmente refugiado en la embajada de Ecuador en Londres.

Son muchos los documentos filtrados, de distinta naturaleza y sobre diferentes ámbitos. En 2010 causaron grandes controversias un conjunto de informes publicado en julio conocido como Diarios de la Guerra de Afganistán, otro conjunto de reportes publicados en octubre conocido como Registros de la Guerra de Irak y la Filtración de documentos diplomáticos de los Estados Unidos, o Cablegate, en noviembre.

Una filtración que provocó una enorme polémica fue el Ataque aéreo en Bagdad del 12 de julio de 2007. Se trata de un vídeo de un tiroteo a un grupo de iraquíes desde dos helicópteros AH-64 Apache (se puede ver en Wikipedia). Dos colaboradores de la agencia de noticias Reuters murieron en el ataque.

Logotipo de WikiLeaks

9. Football Leaks

Se trata de un portal de filtraciones centrado en el mundo del fútbol. La web de Football Leaks ha proporcionado material de investigación periodística y de difusión sobre cuestiones como los salarios, los contratos o los traspasos de personalidades importantes del fútbol. En el año 2016 la organización European Investigative Collaborators inició la publicación de información acerca de la evasión fiscal perpetrada por figuras especialmente conocidas. La Hacienda española ha solicitado los documentos publicados para investigar los posibles delitos fiscales.

10. Celebgate

En 2014 aconteció una filtración de fotografías íntimas de personas famosas, principalmente mujeres del ámbito del espectáculo. Este suceso desató un inmenso escándalo que alcanzó grandes cotas de impacto por ser las víctimas figuras mediáticas con gran alcance y difusión en la esfera pública. Los hackers que extrajeron el material lo colgaron en los portales 4chan y Anon-IB, y rápidamente se difundieron por Internet. El fenómeno se conoció como Celebgate, haciendo uso de la partícula “-gate” que se emplea para cualquier escándalo público desde el Watergate, y “Celeb-” de celebrity.

Las fotografías se obtuvieron del sistema de almacenamiento en nube iCloud hackeando los usuarios particulares de las víctimas averiguando sus contraseñas y datos de seguridad. Las fotografías de la actriz Jennifer Lawrence fueron de las que más repercusión tuvieron y que más controversia causaron.

Jennifer Lawrence

Bibliografía

Francescutti, L. P. (2012). Wikileaks. Trasparencia total. Límites y posibilidades de una demanda utópica. Estudios sobre el mensaje periodístico. N. 18, pp. 89-100.

Giménez, I. (2018). Las mayores filtraciones de la Historia. Esglobal.

Han. Byung-Chul (2013). La sociedad de la transparencia. Barcelona: Herder.